Amazoniaok

Homero Carvalho Oliva*

Claudia Rodríguez Monarca es una investigadora argentina, doctora en Teoría Literaria y Literatura Española de la Universidad de Oviedo, España, magíster en Filología, mención Literatura Hispánica, que trabaja en la Universidad Austral de Chile y acaba de publicar en el Taller de Letras de dicha universidad su ensayo Estrategias de reterritorialización en la poesía amazónica contemporánea, que forma parte de un estudio mayor. 
En este ensayo, Rodríguez propone “una mirada relacional de un corpus acotado de poemas de escritores amazónicos de distintas procedencias. 
La hipótesis de este trabajo es que a partir de la experiencia y la conciencia de desterritorialización y desplazamiento los sujetos poéticos encuentran claves y estrategias de reterritorialización, como una forma de resistencia cultural (…) El repertorio considera poetas amazónicos contemporáneos, indígenas y no indígenas, de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia”.
El mismo se abre con fragmentos de poemas de Javier Heraud, de Perú, y de Raúl Otero Reiche, de Bolivia, y se centra en el territorio del río Amazonas y sus afluentes,  entendido como un “área cultural panamazónica” que es visto por el poeta Percy Vilchez como un “sub continente fluvial”, imagen que se repite en muchos poetas de esta región como la “Patria de las aguas”, como lo bautizó Thiago de Melo o el “País de los grandes ríos”, como lo bauticé en uno de mis poemas. Un territorio en el que, según Rodríguez, “el poeta tiene conciencia que lo que las fronteras políticas demarcan y separan el río serpenteante las atraviesa y las une en un cauce natural”.
Es interesante que sea una investigadora de afuera de los países amazónicos quien reivindique nuestra literatura por encima de algunos prejuicios y descuidos de nuestros propios letrados universitarios. Rodríguez afirma que “la literatura amazónica no existió a los ojos de la crítica oficial, vinculada a la academia y al canon, en ninguno de los países que afiataban sus literaturas nacionales. 
Este aspecto se ha ido revirtiendo gracias a la investigación generada en esos mismos espacios, primero por antropólogos como Stefano Varese y Hugo Niño y luego por escritores amazónicos e investigadores, como los bolivianos Homero Carvalho y Nicomedes Suárez Araúz, los peruanos Manuel Marticorena, Ricardo Virhuez, Roger Rumrill, Raúl Bardales, María Chavarría y Manuel Cornejo; los colombianos Miguel Rocha Vivas, Beatriz Alzate, Juan Álvaro Echeverri, Roberto Pineda Camacho, Fernando Urbina y Juan Carlos Galeano, entre otros”.
Y continúa señalando certeramente que el hecho de “dedicarle su tiempo a profundizar e investigar las culturas y literaturas amazónicas supone a priori su existencia. 
El poeta y crítico boliviano Homero Carvalho se permite esa pregunta “¿Existe una literatura amazónica (boliviana)?” o mejor aún, podemos agregar, ¿existe un sistema literario amazónico? ¿Cuáles serían sus características y en qué radicaría su particularidad? Si al conjunto de obras, poéticas y autores, sumados al contexto de producción y recepción, lo entendemos como un sistema poético que demanda ciertas condiciones o requisitos para su funcionamiento y posterior afianzamiento, mediante la consolidación de un sistema de preferencias, podemos entonces colegir que una literatura (pan)amazónica está en proceso de constitución. Y ello no por falta de un corpus importante de autores, sino más bien por la de un renovado corpus crítico con el cual dialogar y que estudie e investigue con rigurosidad las poéticas en torno a estas literaturas particulares”, y eso es precisamente lo que hice con la Antología de poesía amazónica de Bolivia al incluir a poetas nacidos en esta región como a otros que viven allí, para mostrar una poesía diferente y de calidad, o como alguna vez lo advirtió el escritor Ramón Rocha Monroy, le di una identidad literaria y poética a una región que es más del 60% del territorio nacional. 
También es necesario destacar que el trabajo de Rodríguez es erudito y generoso con las inclusiones de citas y referencias bibliográficas de investigadores literarios, así como de fragmentos de poemas de poetas de Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia, que le sirven para verificar sus hipótesis y sus enunciados. 
Como poeta e investigador nacido en la región amazónica de Bolivia, es satisfactorio saber que nuestros esfuerzos por difundir la literatura amazónica de nuestro país hayan encontrado eco en este trabajo académico y nos sitúe a la altura de los textos de otros países.  

*Escritor y poeta