DEP 1 - FOTO 1 - GOLEADA

La Paz | Redacción

The Srongest goleó ayer a Guabirá en Montero por 4-1 y se metió en la pelea por el título del torneo Clausura, que se reanudó con este partido.

El Tigre basó su victoria en la buena preparación física que cumplió durante el receso del campeonato por el conflicto social que paralizó el país por más de un mes.

En contrapartida, el cuadro rojo sintió los efectos del cansancio por falta de un trabajo continuo, dio ventajas y se volvió una presa fácil.

De entrada, el local se insinuó sobre el campo contrario con buen dominio de balón, toques rápidos y remates de media distancia, pero sin poder ingresar hasta la última línea del rival por la férrea marca que ejerció el Tigre.

La primera parte del encuentro tuvo esa tesitura, porque en el segundo la situación cambió y el local se cayó.

En el Tigre destacó la cobertura Diego Wayar y Wálter Veizaga, dos incansables hombres que recuperaron balones y apoyaron en la generación de fútbol ofensivo a Raúl Castro, quien después de un tibio arranque pasó a ser el goleador y armador que marcó la ruta de la victoria.

En los primeros minutos, Guabirá se aproximó con un disparo de Luis Hurtado (28’) y otro de Waldemar Acosta (28’) que salvó el golero Daniel Vaca.

La respuesta no se dejó esperar, ya que a los 34’, Castro remató y el arquero Jair Cuéllar contuvo en dos tiempos.

A dos minutos del final de la primera etapa, Castro anotó el tanto inaugural del cotejo con un formidable disparo a media altura tras recibir un pase retrasado de Veizaga.

En el complemento, Guabirá comenzó a mostrar sus flaquezas y el Tigre, su poderío. A los 46, Castro envió un pase en profundidad a Harol Reina, quien dominó el balón y con disparo colocado al ángulo superior derecho del arco de Cuéllar amplió la ventaja.

Al minuto, reaccionó el equipo del ‘Copito’ Andrada y Acosta aprovechó un descuido defensivo para convertir el gol del descuento.

A partir de esa jugada se comenzó a marcar la diferencia, con una endeble marca del cuadro montereño que facilitó el trabajo ofensivo del visitante. A los 54’, Reinoso puntilló una pelota que pegó en el poste.

A los 67’, Reina amplió la ventaja con remate esquinado y a media altura tras un pase medido de Wayar. A los 78’, Gabriel Valverde, firme en la defensa, marcó el cuarto gol con un cabezazo.

Jair Reinoso puso el cherry a la torta a los 90′, para sellar la placentera goleada del Tigre en la vuelta del fútbol.