Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Foto: Correo del Sur

ABI

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) se basó en estudios científicos-sanitarios y proyecciones epidemiológicas sobre la evolución de la pandemia del COVID-19 para tomar la decisión de postergar las elecciones generales para el 18 de octubre, informó este domingo el presidente de esa entidad, Salvador Romero.

«La decisión que ha tomado el Tribunal Electoral se asumió considerando informes científicos y sanitarios sobre la evolución de la pandemia. Hemos consultado y reunido una cantidad importante de estudios y proyecciones (epidemiológicas)», afirmó Romero en entrevista con el programa Asuntos Centrales.

Según la autoridad electoral, de no haberse recurrido al estudio y valoración de los informes mencionados, «no había la necesidad de postergar la fecha de los comicios presidenciales», previstos para el 6 de septiembre.

«La decisión que tomamos integra esos parámetros y es justamente por lo que determinamos modificar la fecha. Es solamente la consideración de los elementos vinculados con la evolución de la pandemia los que explican la modificación», agregó.

Romero precisó que el fallo emitido recientemente en Sucre sobre la necesidad de aplicar estudios científicos para fijar la fecha de las elecciones no contradice a las decisiones que emitió el TSE.

Tras conocerse la modificación de los comicios electorales, se generaron voces en favor y en contra de la determinación del TSE, dado que según las proyecciones epidemiológicas del Ministerio de Salud, el pico más alto de contagios del virus se darán entre finales de julio e inicios de septiembre.