El alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, en conferencia de prensa. (Foto: GAMLP).

La Paz/AMN

El transporte público y el comercio informal son dos sectores que mayor problema podrían ocasionar al implementar una cuarentena flexibilizada. Para ambos se trabaja planes específicos de reactivación, informó hoy el alcalde Luis Revilla.

Los transportistas sindicalizados ya hicieron llegar al despacho del burgomaestre una sugerencia de circulación según placas. Sin embargo, Revilla ve que no resuelve el riesgo sanitario de contagio de coronavirus. «El problema es cuántas personas entran al vehículo», afirmó.

Ante una eventual cuarentena dinámica en el país desde el 11 de mayo, la municipalidad paceña prepara estos días los indicadores que definan el tipo de riesgo (alto, medio o moderado), que será calificado, como establece el Decreto Supremo 4229. Solo los dos últimos tienen posibilidad de retomar actividades.

Ante esta situación, Revilla mencionó que ya se cuenta con protocolos para la industria. Hoy promulgó el Decreto Municipal 13/2020 que regula el servicio de comida a domicilio y señaló que eventualmente se diseñaría otro protocolo para funcionarios públicos ediles.

«Donde existe mayor peligro es en el transporte público y comercio informal, estamos haciendo planes específicos», enfatizó la autoridad.

Mencionó que el transporte municipal estaría en el plan, con reglas específicas de seguridad, como menor cantidad de pasajeros al interior de los buses PumaKatari y ChikiTiti.