En el país se produce una oferta de 1.029.179 toneladas (t) de maíz amarillo duro. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

El Gobierno dotó, a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), de maíz duro a precio justo a un total de 2.041 granjas en todo el país. En Santa Cruz se abasteció al 56% de los avicultores y al 84% de porcinocultores.

“A través de Emapa hasta ahora ya hemos abastecido a alrededor de 330 granjas avícolas en Santa Cruz, que son alrededor del 56 por ciento; al sector porcinocultor 93 granjas que representan alrededor de 84 por ciento”, informó el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, en una rueda de prensa.

Indicó que en Cochabamba, La Paz, Tarija, Chuquisaca y Potosí la empresa estatal distribuyó maíz a precio subvencionado a 1.618 granjas, de las cuales 653 son avícolas, 137 porcinocultores y 828 bovinas.

En el país se produce una oferta de 1.029.179 toneladas (t) de maíz amarillo duro, tomando en cuenta que el consumo interno alcanza a 995.200 t, “existe suficiente grano para abastecer al mercado interno”, aseguró.

Recordó que Emapa sembró maíz en San Ignacio de Velasco y en Ascensión de Guarayos para producir alrededor de 56.000 t. Adicionalmente, la nueva Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria también tendrá una cosecha de 15.000 t de ese grano.

“Pedimos al sector empresarial en este caso no especular, no cometer agio, no hacer ocultamiento de este producto con el único afán de afectar el alimento y el aprovisionamiento al sector pecuario y alimento del pueblo boliviano, no se puede generar un clima de incertidumbre en la población”, exhortó.

Variedades de maíz nativo en Bolivia.

Informó que se llegó a un acuerdo para incrementar la dotación de maíz en este año de 30 a 45 t al sector porcinocultor y de 29 a 30 t al sector avicultor, en la medida del requerimiento de la capacidad productiva de las granjas y de acuerdo con la guía de movimiento que genera cada una.

En tanto, el sector lechero dijo que sólo consume el 5% del maíz que se produce y la entrega de ese alimento está garantizada.

“Queremos desmentir que falte maíz como han estado aseverando algunos sectores, dicen en algún momento que faltan 300.000 toneladas y otras 400.000 toneladas, y el sector lechero sale con que faltan 700.000 toneladas; y nosotros, como Gobierno nacional, decimos ‘pónganse de acuerdo’”, cuestionó.

 “Si faltasen 700.000 toneladas, como asevera el sector lechero, prácticamente significaría que ya hubiéramos perdido la totalidad de la producción de la campaña de verano en Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca, porque esos tres departamentos en la campaña de verano producen alrededor de 550.000 toneladas”, detalló.

En ese marco, pidió a la población boliviana no dejarse sorprender con esas especulaciones que buscan otros intereses y ratificó que el Gobierno nacional continuará trabajando en la producción y acopio del maíz con precios justos.

La autoridad desmintió una supuesta crisis alimentaria anunciada por el sector empresarial por falta de producción y distribución de maíz. Pidió a ese sector no cometer agio ni generar incertidumbre en la población boliviana.

Aduana refuerza el control en fronteras

La Aduana Nacional refuerza el Plan Soberanía, para eso duplica la cantidad de personal en el resguardo de las fronteras con el propósito de evitar el contrabando del maíz y sorgo.

“Se ha iniciado este plan aproximadamente hace tres semanas para evitar el contrabando de exportación con muy buenos resultados, encabezados por el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando”, informó la presidenta de la Aduana, Karina Serrudo.

Por ello la Aduana está revisando toda la documentación y el personal está presente en las fronteras verificando que no haya exportaciones de estos productos, puntualizó.

Explicó que se ha logrado el comiso de sacos de harina que intentaban salir vía Guaqui hacia el Perú. Efectivos de la Unidad de Control Operativo Estratégico (UCOE) interceptaron 230 sacos.

“También se recibió la entrega de parte de las Fuerzas Armadas de tres camiones con este tipo de productos, entre ellos maíz, harina de trigo, harina de soya, frangollo, aceite de soya, azúcar e inclusive garrafas, interceptadas en la carretera hacia Copacabana, que intentaban salir hacia el Perú”, dijo.

Oposición le pide al Gobierno rechazar los transgénicos

La diputada de Comunidad Ciudadana (CC) Toribia Lero le pidió al Gobierno rechazar la producción de maíz transgénico, pues está práctica podría provocar la desaparición de varias especies nativas de ese producto en el país, además que se podría causar una afectación en la salud de la población.

“Se tiene que rechazar desde el Gobierno la producción de transgénicos en Bolivia, en el maíz particularmente (…) Lo que puede ocurrir si se ingresa a la producción de esos transgénicos es que va desaparecer la producción de los pequeños productores y se va a perder el maíz”, aseguró.

Lero solicitó a las autoridades gubernamentales incentivar la producción de maíz orgánico, puesto que Bolivia tiene gran potencial para incursionar en esa área, pues tiene por lo menos 42 variedades de este producto, de acuerdo a un registro del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf).

“Se tienen que hacer estudios y se tiene que priorizar el cultivo orgánico (…) Nuestro país tiene que ir a una reactivación económica sostenible cuidando el medioambiente, cuidando la vida, el agua y no los transgénicos”, puntualizó.

Finalmente, la diputada de CC indicó que otro de los motivos para rechazar los transgénicos es que se debe cuidar la salud de la población, puesto que hay varios estudios que evidencian que los alimentos producidos de esta forma son cancerígenos.

Comercializadores de carne protestan ante la especulación

Los comercializadores de carne de cerdo y la Confederación Nacional de Trabajadores de Carne de Bolivia (Contracabol) se declaran en estado de emergencia ante el incremento “exagerado” en el precio del ganado porcino.

“El sector de comercializadores en carne porcina y la Contracabol se declaran en estado de emergencia en todo el país por la subida exagerada del precio del ganado porcino”, se lee en una resolución.

Se incrementa el precio de la carne de pollo y cerdo en los mercados de la ciudad. FOTO/Daniel MIRANDA/APG

Mediante ese documento, el sector demanda al Gobierno nacional organizar una reunión interinstitucional para que se demuestre la tabla de producción a las empresas criadoras de ganado porcino.

“Estos señores reciben subvención de maíz a precios bajos por parte del Gobierno nacional y no tienen por qué hacer subir los precios (…) Se exige al sector porcicultor parar con la escalada de precios, que afecta a la canasta familiar, que atenta contra la economía del pueblo boliviano”, manifestaron.

El sector advirtió que de no recibir respuesta efectiva a su petición, tomará medidas de presión “hasta encontrar una solución definitiva porque ya son insoportables los atropellos de las empresas criadoras de ganado porcino en todo el país”.

Tales pedidos y medidas fueron conversados y acordados en una reunión.

LinkedIn