Gonzalo Pérez Bejar/Bolivia Digital

Los presidentes de la Cámara Nacional de Industria (CNI), Ibo Blazicevic, y de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Reinaldo Díaz Salek, coincidieron en señalar que el proyecto de ley de alivio tributario, que fue remitido el martes por el Gobierno a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), es positiva y aliviana la carga de quienes tienen pendientes sus responsabilidades tributarias.

Ibo Blazicevic, a nombre de la CNI, declaró al periódico Bolivia que el alivio tributario permite a los deudores acogerse “a una especie de perdonazo con tasas de interés que son interesantes”, las que van del 4 al 8% (al contado o en cuotas) y permite disminuir el tiempo de vigencia de las declaraciones juradas de ocho a cuatro años.

“Consideramos que es absolutamente positivo, nos parece una medida que contribuye a evitar la persecución de los empresarios por parte del Servicio de Impuestos Nacionales”, afirmó.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Reinaldo Díaz Salek, dijo, sobre el proyecto de norma que se encuentra en el legislativo, que “es bien visto por el sector agropecuario” porque es un sector que atraviesa hace varios años difícil por la caída de precios internacionales, invasión de productos de contrabando y el incremento en la importación de productos agropecuarios en al menos $us 600 millones anuales, “lo que conlleva una competencia para el sector agropecuario boliviano”, en especial para los pequeños productores como los de la papa.

Aseguró que esta situación ha empeorado con la crisis provocada por el COVID-19, el momento es delicado en sectores como el avícola y porcino, “que atraviesan una situación dramática”.

“Un paquete de medidas de esta naturaleza van a ser aplaudidas y bienvenidas por el sector productor”, sostuvo y mencionó que como sector agropecuario plantearon un plan de reactivación pro COVID-19, por el cual se implementan medidas que tienen el propósito de impulsar al sector productivo y falta que se modifique la función económico social.

El sector agroindustrial es uno de los más golpeados por la pandemia. (Foto: bolivia.com)

Proyecto de ley

Según el proyecto de ley de «alivio tributario», remitido por el Gobierno a la Asamblea Legislativa Plurinacional, se plantea reducir la extinción de los controles impositivos de ocho a cuatro años, condonar las multas, reducir los intereses y ampliar hasta cinco años el arrastre de pérdidas acumuladas que declaren los contribuyentes.

Al respecto, el viceministro de Política Tributaria del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Sergio Villarroel, esclareció que uno de los beneficios es que si el contribuyente se acoge a la medida y decide pagar su deuda en efectivo se beneficiará con un interés de solo 2%, y 4% si cancela a través de un plan de pagos, sobre la base de una fórmula de interés simple y no compuesto, como en el pasado.

La propuesta plantea también no tomar en cuenta el mantenimiento de valor de las deudas que, normalmente, se actualizan sobre la base de la Unidad de Fomento a la Vivienda (UFV), lo que es una carga extra para el contribuyente, sostuvo la autoridad.

Agregó que, por la crisis sanitaria por el coronavirus, el proyecto de ley propone ampliar de tres a cinco años el arrastre de las pérdidas que declaren los contribuyentes en un año.

Puso como ejemplo que si un contribuyente declara pérdidas en 2020 por 100 bolivianos y utilidades de 25 bolivianos en 202, el próximo año no pagará impuestos por esas ganancias de 25 bolivianos, y todavía tendrá un margen de 75 bolivianos para compensar la pérdida de 2020, durante cuatro años más.