El presidente Luis Arce en la inauguración de la Fexpocruz 2022, invitado por los empresarios cruceños. (Foto: Archivo)

• Gabriela Ramos/

Empresarios y agroindustriales cruceños, agremiados a la Cainco y a la CAO, anunciaron que no participarán en el cabildo convocado por el gobernador Fernando Camacho y los cívicos. Adelantaron que no acatarán un posible paro indefinido, pues priorizan la reactivación económica.

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) se desmarcaron del cabildo convocado por el autodenominado Comité Interinstitucional Impulsor del Censo.

La razón se debe básicamente al desacuerdo de los presidentes de ambas entidades, Óscar Mario Justiniano y Fernando Hurtado, con un paro regional y mucho menos si esta medida utiliza un tema técnico como el Censo para fines políticos.

“La clase política debe respetar el trabajo, que lleven su politiquería a otro ámbito (…) La única forma de prosperar es trabajando. La población lo entiende, pero la clase política debe respetarlo”, manifestó Justiniano en entrevista con el programa Fama, poder y ganas.

Justiniano descartó que el sector productivo de Santa Cruz acate un eventual paro regional. Afirmó que el Censo de Población y Vivienda es un tema técnico.

“Yo hablo desde mi ámbito que es el sector productivo, no se puede parar la producción. Ni en pandemia se ha parado. Nosotros lo que necesitamos es trabajar todos los días para que las familias tengan comida en su mesa”, afirmó consultado sobre su criterio respecto del paro.

El Censo ya motivó la convocatoria de dos paros de 24 y 48 horas por parte del Comité Cívico y el gobernador Camacho. La medida fue resistida por sectores de la población, como transportistas, gremiales, vecinos, estudiantes de la UAGRM y 50 de los 56 municipios de Santa Cruz, que no acataron ese llamado de la derecha.

En esa línea también se manifestó el titular de la Cainco, Fernando Hurtado, que no solo se pronunció en contra de una paralización de actividades en Santa Cruz, sino que también adelantó que su entidad no asistirá al cabildo del 30 de septiembre.

En otra línea está la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple). Mauricio Serrate Céspedes dirigente de ese sector, dijo que apoyará el cabildo, pues considera que se requiere de la pronta organización del Censo. Sin embargo se mostró contrario a la convocatoria a un paro indefinido, ya que considera que afectará a la producción.

El ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz, Rolando Borda, reiteró que los trabajadores de esa región no acatarán ninguna imposición definida por los cívicos y tampoco asistirán al cabildo, pues ven a este tipo de eventos como una pantalla, puesto que las determinaciones ya fueron asumidas de antemano por un reducido grupo de personas.

El rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, admitió que existen posiciones encontradas respecto al cabildo y el paro.

“No creo que un paro indefinido pueda sostener la unidad del pueblo cruceño. Un paro puede dividirnos”, alertó.

El Gobierno nacional promueve mesas técnicas de trabajo para avanzar en la etapa precensal, bajo la lógica de que el evento no debe politizarse para garantizar su idoneidad y transparencia.