Inundación en las calles de San Borja por el desborde del río Maniqui. Foto: Gaceta del Sur

Redacción central / Bolivia

Pobladores de las comunidades de San Ignacio de Moxos, en Beni, comenzaron a presentar infecciones estomacales debido a la contaminación de las fuentes de agua por las inundaciones.

El subalcalde del distrito municipal del Territorio Indígena Multiétnico (TIM I), Bernardo Muiba, informó que en el recorrido por las comunidades vieron que las riadas no sólo afectaron los cultivos, sino también la salud de las y los indígenas, quienes presentan vómitos, diarreas e incluso dengue.

La autoridad explicó al Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB), del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis), que la comisión encontró a personas con diferentes patologías por los focos de infección que ocasionó el estancamiento de las aguas.

Muiba, junto a los dirigentes de la Subcentral del Territorio Multiétnico, desarrolló durante el fin de semana un recorrido por las comunidades del territorio para verificar los daños provocados por las inundaciones, según Erbol.

El tramo de las dos comisiones comenzó el sábado y se tenía previsto retornar el martes 9 de febrero, pero recién volvieron el miércoles debido a las lluvias en ese territorio.

Por el momento, el equipo técnico se encuentra trabajando en la sistematización de los datos recogidos, con lo cual buscarán canalizar la ayuda necesaria desde las instancias estatales de gobierno, así como de otras instituciones.

“Hay escasez de medicamentos en los centros de salud, no tenemos los primeros auxilios. Por eso es que estamos aplicando los medicamentos naturales del territorio. Las comunidades nos han solicitado medicamentos de primeros auxilios y ayuda con semillas, alimentación y herramientas de trabajo para que puedan reactivar nuevamente su agricultura que han perdido durante esta época”, detalló Muiba.

El TIM I se encuentra entre los municipios de San Ignacio de Mojos, Santa Ana de Yacuma y San Borja, en el departamento del Beni. En él habitan los pueblos indígenas chimán, movima, mojeño trinitario, mojeño ignaciano y yuracaré.