Estos test, así como el tratamiento de la enfermedad, no implican ningún costo para los pacientes, como sucede en otros países

Gonzalo Pérez Bejar / Bolivia Digital

Las pruebas clínicas para detectar si un paciente contrajo el coronavirus (COVID-19) se cuadruplicaron en menos de un mes, informó hoy el ministro de Salud, Marcelo Navajas, luego de destacar la calidad profesional y humana del equipo que conformó el Gobierno para enfrentar esta crisis.

La autoridad indicó que, de acuerdo con los reportes médicos, en el mes de marzo se realizaron 934 pruebas. “En abril estamos con 3.500 pruebas y estamos implementando cada vez más laboratorios y personas capacitadas para las pruebas”, dijo la autoridad. “Hemos cuadriplicado nuestras capacidades”, señaló.

En cuanto a las pruebas diarias para detectar la enfermedad, Navajas indicó que oscilan entre 112 y 120, y aseguró que se irán incrementando. “Estos test, así como el tratamiento de la enfermedad, no implican ningún costo para los pacientes, como sucede en otros países”, destacó.

La autoridad señaló que el país tuvo que enfrentar la crisis sanitaria con reactivos a un costo de $us 40 por unidad, situación que actualmente ha mejorado por la baja de los precios a un costo actual de entre $us 12 y $us 14 por unidad.

En ese sentido, dijo que los laboratorios autorizados y en los que se hacen las pruebas en todo el país cuentan con los equipos necesarios, tanto los termocicladores como los GenExpert.

Navajas aclaró que el coronavirus es una enfermedad que no debe ser “minimizada” porque permanecerá entre las personas por mucho tiempo y por ello tampoco hay que aterrarse, ya que si las personas se cuidan con las recomendaciones necesarias como mantener la distancia, lavarse las manos permanentemente y utilizar barbijo cuando se está en la calle, “el contagio es mínimo”.

Para evitar todos esos inconvenientes sanitarios, en la actualidad se implementaron tres tipos de pruebas: una rápida, la prueba Genexpert y la prueba del PCR. La prueba rápida tiene resultados falsos negativos, por eso nuestra política es usar pruebas seguras como las del PCR.

“Este virus ha venido a quedarse, llegó a nosotros y se quedará para siempre. ¿Cómo lo vamos a controlar? Con vacunas (…). No hay un tratamiento único, ni siquiera las sociedades (científicas) han podido ponerse de acuerdo. Por eso el tratamiento es individualizado y está manejado con criterio clínico y médico”, indicó la autoridad.

“La conformación del equipo ha sido una tarea difícil al inicio, pero ahora está cada vez más sólido y les agradezco mucho. Tengo personas con un elevado nivel de conocimientos y con una enorme experiencia”, manifestó Navajas durante el programa Primero La Verdad, difundido por la televisora estatal Bolivia TV.