Algunos de los detenidos. (Foto: Money Bolivia)

Bolivia Digital

Entre el 22 y el 31 de marzo, la Policía de Cochabamba registró 12 casos de delitos contra la salud pública y detuvo a 38 personas por infringir la cuarentena total establecida por el Gobierno para evitar la propagación o contagio del coronavirus.

El fiscal departamental de Cochabamba, Eduardo Terrazas, lamentó que a pesar de las constantes recomendaciones aún haya personas que no respetan ni cumplen la cuarentena.

“En algunos casos observamos que los imputados fueron aprehendidos en fiestas, otros consumían bebidas alcohólicas dentro de cafés internet, chicherías, parques y otros lugares. Pedimos a la población que cumpla la cuarentena”, remarcó.

Entre los casos más relevantes, destacó el registrado el 22 de marzo en Sacaba, donde cinco personas fueron aprehendidas mientras consumían bebidas alcohólicas dentro de un local. Otro caso se registró el 25 de marzo en el municipio de Cercado, donde 11 personas, entre ellas menores de edad, fueron aprehendidas mientras consumían bebidas alcohólicas en un parque. En Sipe Sipe se detuvo por la tarde a otras 13 dentro de una chichería que se encontraba en pleno funcionamiento.

La autoridad agregó que la atención en el Ministerio Público con los fiscales de turno continúa los siete días en dependencias de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), así como en las distintas provincias.

De forma presencial se trabaja de 08.00 a 13.00 y de 13.00 a 08.00 del día siguiente para la atención de hechos graves, en flagrancia o que requieran atención inmediata.

Remarcó que durante este período se registraron más de 50 casos con aproximadamente 26 personas aprehendidas por la comisión de otros delitos, como violencia familiar o doméstica, homicidio y lesiones graves y gravísimas en accidente de tránsito, robo agravado, hurto, entre otros.