La alcaldesa Soledad Chapetón, realiza la entrega de canastas solidarias a personas de bajos recursos. (Foto: GAMEA)

Una nueva cotización de alimentos permitió que las 80 mil unidades programadas inicialmente por la Alcaldía alteña se incrementen en 10.200.

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

La alcaldesa Soledad Chapetón encabezó por segundo día la distribución de la Canasta Solidaria Municipal en el D-14, con el objetivo de apoyar a las personas que no tienen trabajo y tampoco fueron beneficiadas con los bonos otorgados por el Gobierno.

La autoridad edil informó que una gestión de búsqueda de productos a menor costo permitió que las 80 mil unidades de canastas con productos, para lo cual se destinaron 20 millones de bolivianos, se incrementen a 90.200.

“Hemos organizado nuestro operativo en los 14 distritos. El trabajo es una decisión que hemos asumido, esto es solidario. Queremos que esta canasta municipal beneficie a los que más lo necesitan, son 90.200 unidades que llegarán a las familias que más apoyo requieran en esta emergencia de salud”, afirmó.

Asimismo, informó que se aprovecha la distribución puerta a puerta para levantar datos de las familias alteñas que necesitan ayuda en la emergencia sanitaria.

Por otra parte, aseveró que la distribución la realizan cinco grupos, gracias a que el sector del transporte también coadyuvó con el registro de formularios.

Entre los alimentos distribuidos se encuentra una arroba de arroz, una arroba de harina, una arroba de azúcar, cinco litros de aceite y cinco kilos de fideo.

Chapetón informó que además de recibir la solicitud de las juntas vecinales se tomaron en cuenta las listas de aproximadamente 35 organizaciones sociales, por lo que se superaron las solicitudes previstas; a pesar de ello, se continuará con el trabajo de inspección en los domicilios, por lo que se identificará a las familias más necesitadas y se depurarán los casos que no cumplan los requisitos establecidos.