Personas comienzan a ir a salir de sus casas en Francia. (Foto: AFP)

Bolivia Digital

Los comercios en Francia se reabrirán desde el 11 de mayo, excepto los restaurantes y los cafés, anunció el primer ministro del país europeo, Edouard Phhilippe. De esta manera se avanza en el desconfinamiento, después de que la población gala entrara en aislamiento debido al coronavirus.

El desconfinamiento de los 67 millones de habitantes será “progresiva para evitar una segunda ola de contagios”, señaló la autoridad francesa, quien además manifestó que se debe “convivir con el virus”.

Aunque los restaurantes y los cafés no serán los únicos en tener las puertas cerradas, ya que eso también acontecerá con los cines, los teatros, las salas de concierto y los museos, como el Louvre.

La reapertura de estos espacios públicos de entretenimiento y de consumo será analizado a finales de mayo. Francia es uno de los países más afectados en el mundo por la pandemia del COVID-19, con más de 23 mil personas fallecidas.

Dentro de las medidas de prevención para evitar la propagación de la enfermedad está el uso de mascarillas en el transporte público, que también estará recomendado en los comercios.

Mientras que en Alemania se exigirá desde mañana el uso obligatorio de barbijos en los comercios de la ciudad de Berlín, la capital del país, una medida que ya asumieron en otras regiones. Las bufandas también están autorizadas.

Por su parte, Rusia ve agravada su situación por la pandemia, porque ya se encuentra en el octavo puesto en la lista de países afectados por la enfermedad, con 93.558 infectados, a poco de alcanzar y superar a Turquía, que está séptimo. Rusia ya tiene más contagiados que Irán y China, por lo que sus autoridades analizan qué medidas tomarán para frenar los contagios del coronavirus.