Redacción central – Edición impresa

Un grupo de personas realizó ayer la toma pacífica de las instalaciones de la Defensoría del Pueblo en la ciudad de Cochabamba para exigir la renuncia del representante de esa entidad, Nelson Cox.

Se instaló una mesa para la recolección de firmas solicitando la salida de Cox por la parcialización que mostró en estas últimas semanas.

Las personas que se encontraban en el lugar anunciaron que realizarán una vigilia hasta mañana; además pedían a la población en general sumarse a esta solicitud, la cual se prevé que continúe toda la jornada de hoy.

En la ciudad de La Paz, algunos vecinos también se congregaron en las oficinas de la Defensoría del Pueblo para exigir la renuncia de la representante de esa institución, Nadia Cruz.