Viejo calavera

Esta película nacional enfoca la vida de los jóvenes mineros, herederos de un oficio que no eligieron y de un futuro incierto. 

El 22 de julio, en la gala de entrega transmitida por TNT desde la Caja Mágica, de Madrid, en España, se dará a conocer el resultado de la nominación obtenida por la película boliviana Viejo Calavera a Mejor Ópera Prima. Este filme, de Kiro Russo, representa a Bolivia en los premios Platino, considerados el ‘Oscar latino’.
Con solo cuatro años de existencia, estos galardones se han constituido en la premiación más representativa del cine iberoamericano y de habla portuguesa. 
La producción de Russo quedó entre las 42 finalistas de 847 filmes, según la lectura de los resultados que se hizo en la gala celebrada en el Beverly Hilton Hotel, de Los Ángeles, California, el 31 de mayo. La película compite con otros filmes en la mencionada categoría.
Entre los títulos están Desde allá, de Lorenzo Vigas (Venezuela, México); La delgada línea amarilla, de Celso García (México); Rara, de Pepa San Martín (Chile, Argentina); Tarde para la ira, de Raúl Arévalo (España), y Viejo Calavera, de Kiro Russo. 
El nombre de la película, como explicó Russo, hace referencia a la manera boliviana de calificar a una persona sin rumbo fijo en su vida, que todo lo toma sin interés ni importancia. Es, por otro lado, un viaje al interior de la vida minera, a socavones de Huanuni y a esa vida de oscuridad infinita en la que mora y trabaja el minero, que ingresa antes de la salida del sol y sale cuando el día empieza a morir.
Es la apuesta a un sueño inesperado. “Nos visitó varias veces Kiro y decía que quería hacer una película, yo no le creía, ¿qué siempre se hablara éste?, pensaba yo. Hasta que un día anunció el casting, fui y me dio el papel”, dijo Julio César Ticona, quien interpreta a Elder Mamani, el protagonista. Su sencillez y naturalidad tan espontánea convence de forma inmediata al espectador del filme. Un orgullo de producción nacional.