El penal de Palmasola, en Santa Cruz. (Foto: Europa Press)

Bolivia – Edición impresa

El director general de Régimen Penitenciario, Clemente Silva, informó que a la fecha son 36 los privados de libertad del penal de Palmasola contagiados con coronavirus.

Asimismo, detalló que hay 103 reclusos aislados; 50 en la denominada Casa Blanca, 33 en la guardería y otros 20 en el Centro de Apoyo Integral Pedagógico (CAIP).

También existen 18 presos hospitalizados por COVID-19; siete de ellos fueron dados de alta y hay unas 70 pruebas pendientes.

Una nota de prensa del Ministerio de Gobierno refiere que en la cárcel de Palmasola los policías, personal administrativo, bolsas y paquetes son fumigados antes de ingresar, y que de manera paralela se realiza el desinfectado de todos los pabellones y ambientes.

Silva aseguró que las medidas de bioseguridad aplicadas en marzo, como la prohibición de visitas, evitó que el coronavirus se manifieste en otras penitenciarías del país.

Hace dos semanas, en el penal cruceño hubo una protesta por parte de los internos, quienes reclamaron la dotación de barbijos, alcohol en gel y guantes de látex para su protección, y la atención médica de emergencia.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) envió un grupo de médicos para la atención de los reclusos.

Sin visitas

Por decisión de los mismos privados de libertad, se prohibieron las visitas en todas las cárceles del país y solo se permite el ingreso de alimentos y otros insumos de primera necesidad, previa desinfección.