El Gobernador de Tarija, Adrián Oliva, muestra la sala que fue habilitada para tratar posibles casos de COVID-19. (Foto: Gobernación de Tarija).

La Gobernación de Tarija entregó hoy un área con 90 camas con el objetivo de aislar preventivamente a personas que estuvieron en regiones donde hubo más contagios de COVID-19.

El centro tiene todas las comodidades para los futuros internados y los médicos asignados.

“El trabajo está concluido, es un área de 90 camas, esto es para personas que estuvieron en alguna región donde se presentó el virus, pero que no presentan síntomas y no son necesariamente sospechosas, es solo una situación preventiva para evitar que se propague el coronavirus”, explicó el gobernador de Tarija, Adrián Oliva, a los medios.

La autoridad señaló que las personas que lleguen al lugar estarán un determinado tiempo allí y se verificará que no estén infectadas, y recién se las desplazará a sus domicilios o a sus lugares de origen.

“Estamos preparados no solo con terapia, no solo con el área de hospitalización, no solo con seguros de corto plazo, también está el albergue municipal en el municipio de Cercado para personas que lleguen a esta situación”, aseguró.

El albergue también cuenta con un área específica para los médicos y enfermeras, con almacén, cocina, área abierta y una batería de baños que cumple con toda la normativa.

“Son iniciativas que nos alientan, estamos preparados, algunas cosas no podemos evitarlas, pero podemos enfrentarlas de mejor manera”, puntualizó Oliva.