La Cámara Nacional de Comercio hizo una proyección de los efectos del COVID-19 en el sector empresarial. (Infografía: Iván Layme/Periódico Bolivia).

Freddy Choque / Bolivia Digital

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) levantó una encuesta nacional para conocer el impacto económico sobre la actividad empresarial durante la cuarentena por el coronavirus en el país y recogió sugerencias sobre posibles medidas que se asumirán para atenuar la crisis económica mundial en Bolivia.

El presidente de la institución empresarial, Rolando Kempff, informó que 4.782 firmas, en los nueve departamentos, fueron consultadas, de las cuales el 88% tiene sede en el eje troncal (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), mientras que el restante 12% opera en los otros departamentos.

La encuesta ―dijo― muestra que seis de cada 10 empresas sufrieron una caída de más del 70% en sus ingresos; mientras que el 17% respondió que deberá cerrar el negocio debido a la imposibilidad de generar ingresos para cubrir sus obligaciones inmediatas.

Asimismo, nueve de cada 10 actividades del sector turismo se quedaron sin ningún tipo de ingresos, siendo uno de los más golpeados por la crisis sanitaria mundial.

Kempff indicó que el sondeo también identificó los principales problemas que enfrentan los empresarios y destacó que su principal preocupación es la imposibilidad de trabajar durante la cuarentena, así como la pérdida de liquidez, el pago de salarios y alquileres.

Entre las principales decisiones que el sector prevé encarar en los próximos tres meses están que entre mayo y julio, de cada 10 empresas, ocho analizarán la posibilidad de despedir personal.

Mientras que el 67% de las firmas encuestadas prevé acceder a créditos para afrontar pagos y la mitad plantea el cierre del negocio si las condiciones de operación no mejoran.

“La principal preocupación de las empresas es la imposibilidad de trabajar durante la cuarentena, la pérdida de liquidez, además de que el pago de salarios y alquileres son los principales problemas actuales de los empresarios”, manifestó.

El titular de la CNC indicó que la situación es muy compleja para todos los sectores del país y podría complicarse más aún con el transcurrir de los días.

Ratificó que todos son conscientes de que la salud de la población debe atenderse con prioridad y urgencia, pero resulta imprescindible trabajar de forma paralela en la recuperación de la economía nacional y el empleo, para lo cual recomendó al Gobierno la creación del Comité Interinstitucional de Emergencia, instancia público-privada que debería analizar la situación con una mirada más allá de la emergencia.

PROPUESTA

Con el fin de recuperar y mantener la actividad económica, comercial, fuentes de empleo y reavivar el círculo virtuoso de la oferta y la demanda, la Cámara Nacional de Comercio planteó al Gobierno inyectar a la economía nacional al menos $us 4.000 millones, que representan el 10% del Producto Interno Bruto (PIB).

“Para que los indicadores refloten tras la pandemia, tenemos que aplicar una economía de guerra para recuperar una liquidez sólida y estable, además de la oferta y demanda (…). En esa economía de guerra planteamos inyectar a la economía nacional por lo menos el 10% del PIB, que representa $us 4.000 millones”, mencionó el miércoles el presidente de la CNC, en entrevista con la Red Uno.

Detalló que estos recursos se deben destinar a los sectores de la oferta y demanda para que los ciudadanos consuman y adquieran productos, y las empresas o unidades productivas vendan y generen recursos.

SE CONFORMÓ GABINETE ECONÓMICO

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó ayer que se conformó un Gabinete Económico que recogerá los criterios de la población sobre las medidas de prevención implementadas para evitar la propagación del COVID-19.

La autoridad detalló que el gabinete fue establecido por instrucción de la presidenta Jeanine Áñez para conocer las observaciones y sugerencias de la población que acata la cuarentena total, en el marco de los protocolos de salud establecidos a escala internacional.

“Se conformó un Gabinete Económico de coronavirus para que recojamos impresiones y criterios de la sociedad. La enfermedad, al tener distintas características sociales y económicas, tiene que ser considerada globalmente”, señaló en respuesta a futuras medidas de prevención que podrían implementarse en el país.

Arias agradeció a las personas que mediante las redes sociales hacen conocer sus opiniones, las cuales serán consideradas por el Gobierno y traducidas en políticas de salud para el beneficio de la población.