La encuesta de la Unicef revela las preferencias de la juventud para informarse sobre el coronavirus. Foto: Unicef.

Bolivia Digital

La televisión, el Facebook y la propia familia son las principales fuentes de información que utilizan los jóvenes para informarse sobre todo lo relacionado con la pandemia desatada por la expansión mundial del coronavirus, revela un informe de U-Report de Unicef.

U-Report es una herramienta digital de mensajería social y sistema de recopilación de datos desarrollado por Unicef para mejorar la participación ciudadana, informar a los líderes y fomentar un cambio positivo.
Según el comunicado, la información de esta consulta se usará para que las entidades del Estado, las organizaciones de la sociedad civil y la cooperación internacional ajusten sus estrategias de trabajo con adolescentes y jóvenes y den respuesta a sus inquietudes.

Estas opiniones fueron recabadas para conocer qué piensa ese sector de la población acerca de la pandemia causada por esa enfermedad. La plataforma de Bolivia cuenta con 3.417 adolescentes, de los cuales 1.200 respondieron a la encuesta (40% hombres y 60% mujeres), sostiene.

Para el 82,5 % de jóvenes encuestados, la televisión es la principal fuente de información, le siguen la radio y periódico con 11,7% y 5.7%, respectivamente, lo que podría significar que los medios radiales no han asumido un liderazgo que antaño tenían en situaciones de crisis, o por otro lado, es una señal de que el consumo de ese medio por las nuevas generaciones es menor.

“En cuanto a los medios impresos, la cuarentena restringe su difusión y circulación, agravando una crisis que los periódicos ya venían arrastrando desde principios de siglo. Los jóvenes se informan del COVID-19 por Tv, Facebook y su familia”, se lee en el informe.

El 86.2% de los encuestados afirman que su principal fuente de consulta sobre el COVID-19 son las plataformas de redes sociales y servicios de mensajería, el 6,7% se informa a través del WhatsApp.

La investigación sostiene que un 55.3% de los jóvenes no verifica la credibilidad de la fuente, pero tampoco comparte la información que recibe, un 24% simplemente señala “que sabe” que cierta información es falsa, mientras que un 20,3% dice que lo que recibe viene de fuente confiable.

“En cuanto a la página WEB Bolivia Segura, creada por el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia para informar a la población sobre el COVID-19, un 42,8% de los encuestados indicó que “no conoce nada” sobre esa plataforma digital, y un 41.1% dijo que sabe que “existe” y solo un 16,1% respondió que visitaron esa página”, refiere la nota de prensa.

Una tercera fuente de información que utilizan los jóvenes para estar al tanto de lo que sucede con la expansión de la pandemia es la familia. Un 58,4% de ellos respondieron que confían en el ámbito hogareño, lo que indica que en este momento de crisis sanitaria se fortalecieron estos lazos parentales de confianza, mientras que los amigos pasan a un lejano segundo lugar con 22,8%, los compañeros con 18,7% y los vecinos apenas tienen 0,1%, confirmando que la vecindad no es parte del entorno de relaciones sociales juveniles.

En cuanto a las formas de contagio de la enfermedad, los encuestados afirmaron que un 58,6% de ellos considera que la principal vía de infección es el estornudo, “tocando superficies” está con 20.4% y otros factores muy por debajo de ese porcentaje.

Respecto a la suspensión de clases por la pandemia, un 63,7% de la población encuestada afirma “que les afecta demasiado” y un 31.5%, “algo”.

Además, el 54.7% de los jóvenes expresan mucha confianza cuando expresan que no se sienten “en riesgo” de infectarse con el COVID-19, y un 45.3% considera que sí está en peligro.