La revisión del tendido eléctrico es frecuente para garantizar el servicio en la región. (Foto: Archivo)

• Redacción Central

El interventor de la Cooperativa Eléctrica Riberalta (CER), Gustavo Andrade, dio a conocer los avances de los trabajos realizados por el personal técnico de ENDE Corporación, en la mejora de la red de distribución en Riberalta, Beni, para garantizar la estabilidad en el suministro de electricidad que brinda la CER en esa ciudad.

Según una publicación de La Palabra del Beni, la autoridad explicó, en conferencia de prensa, que 259 kilómetros de línea de media tensión fueron limpiados de maleza de la red de distribución en los alimentadores 1, 2, 3 y 4, donde también se hizo el aplomado de postes y estructuras de media y baja tensión, así como el cambio de postes y estructuras de media tensión sobre la carretera Riberalta–Guayaramerín en una cantidad de cinco.

El sábado se cumplió con un corte de energía eléctrica que tuvo como finalidad el mantenimiento preventivo de un puesto de transformación del Hospital Obrero, que se encuentra en mal estado.

Los cortes de energía eléctrica se cumplen en horas donde no afectan a los socios y usuarios, que son entre 04.00 y 06.30. En estos horarios no se afectan las actividades domiciliarias y comerciales.

El medio de comunicación beniano agregó que el tendido eléctrico de la cooperativa tiene un 40% dañado, esto significa que se tiene que hacer mantenimiento preventivo y de reparación para evitar que colapse y produzca cortes intempestivos prolongados en las zonas donde presta servicios.

El 30 de abril, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, anunció la intervención de la CER y comprometió el apoyo del Gobierno central a la población de Riberalta, por medio de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), para dar solución a los problemas de suministro eléctrico que afectaban a las personas por interrupciones frecuentes del servicio.

Durante mucho tiempo, los pobladores de Riberalta sufrieron por el servicio de energía eléctrica, ya que cuando hacía mucho calor el consumo era mayor, generando cortes intempestivos.

La constante demanda de energía ocasionó que los motores trabajen a su máxima capacidad, y para evitar que se dañen se optó por la racionalización del servicio.

LinkedIn