Bolivia Digital

Mediante un comunicado, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), del departamento de Oruro, informó que el viernes por la noche la subestación de energía eléctrica ubicada en la localidad de Pairumani (carretera a Huanuni), sufrió un atentado terrorista que afectó al servicio en la región.

Según el reporte oficial, el hecho sucedió pasadas las 21.00 y quedó afectado el transformador de potencia de 2,5 MVA, encargado de suministrar energía principalmente a las cooperativas mineras Japo, Santa Fe, Morococala, antenas repetidoras de medios de comunicación y poblaciones del área. Todos están ubicados en el cerro conocido como ‘Negro Pabellón’.

Ante esta situación, personal de ENDE se trasladó al lugar de los hechos para iniciar las labores que permitirán restituir el servicio una vez que se subsanen los daños ocasionados.