La planta de energía solar del departamento de Oruro. (Foto: Archivo)

• ABI /

Debido a la reactivación de los proyectos de generación de energía, el sector eléctrico está fuerte y robusto para impulsar la industrialización de los recursos naturales como el hierro y el litio, en Bolivia, informó el presidente ejecutivo de ENDE Corporación, Marco Escóbar, a la Agencia Bolivia de Información (ABI).

El lunes anterior, el presidente Luis Arce informó que el año pasado la potencia instalada fue de 45 megavatios (MW), mientras que en 2021 se incrementó en 617 MW y se programó incrementar a 671 MW, para garantizar la estabilidad energética del país.

Al respecto, Escóbar explicó que esta potencia fue incrementada gracias a la reactivación y conclusión de importantes proyectos de generación eólicos, solares, termoeléctricos, que fueron paralizados por el gobierno de facto.

Respecto a la generación de energías limpias, destacó que se concluyeron los parques eólicos de Warnes de 14,4 MW, de San Julián de 39,6 MW y de Cabezas El Dorado de 54 MW, que en total aportan 108 MW al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Añadió que se inauguró la planta solar fotovoltaica más “alta del mundo” en Oruro con una potencia de 100 MW, además de la conclusión de las plantas termoeléctricas de ciclos combinados de Entre Ríos, Warnes y Del Sur.

“Entonces, el sector eléctrico está fuerte, está robusto como para poder ya nomás impulsar la industrialización en el país (de hierro y litio)”, destacó la autoridad de ENDE.

linkedin