El gerente general de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Valle Hermoso SA, René Raúl Chávez Suárez, junto al ex-gerente Rodrigo Saniz. (Foto: ENDE)

Bolivia Digital

El gerente general de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Valle Hermoso SA, René Raúl Chávez Suárez, junto al ex-gerente Rodrigo Saniz, y ejecutivos de la firma, dieron a conocer este jueves irregularidades en el diseño final del proyecto hidroeléctrico Ivirizu, adhiriéndose a la denuncia de la Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, por los supuestos delitos de uso indebido de influencias, beneficio en razón del cargo, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y otros.

Chávez informó que durante el avance de obras del proyecto, se constataron diferentes problemas técnicos e irregularidades administrativas en el proceso de contratación para el diseño de presa de la hidroeléctrica.

“La Unidad de Transparencia investigó e interpuso una denuncia ante la Fiscalía debido a que encontraron bastantes irregularidades en el proceso de contratación para el diseño final de la presa, problemas que se tradujeron en una ejecución con deficiencias técnicas que podrían haber afectado a la construcción del proyecto como tal, es por eso que ENDE Valle Hermoso se adhiere a la denuncia ante la anterior gestión, por los supuestos delitos de uso indebido de influencias, beneficio en razón del cargo, incumplimiento de deberes, conducta anti económica y otros”, informó el gerente general de ENDE Valle Hermoso, en un comunicado de prensa.

Chávez remarcó la importancia del proyecto Ivirizu para los bolivianos, teniendo en cuenta que se trata de uno de los emprendimientos del sector eléctrico de mayor envergadura para el país.

“Estamos hablando de un proyecto que es la esperanza para Valle Hermoso y que lastimosamente se manejó de una manera irresponsable y con series indicios de corrupción, creemos que estas irregularidades fueron detectadas oportunamente”, apuntó.

Dijo que el objetivo de la actual administración es sanear la compañía “luchando contra la corrupción y el manoseo político de la anterior gestión”. Remarcó que esa tarea no es fácil, aunque mencionó que es necesario hacerlo para fortalecer la institucionalidad de ENDE Valle Hermoso.

El proyecto Ivirizu, ubicado en Cochabamba, comprende la construcción de dos centrales hidroeléctricas (Sehuencas y Juntas) de 290,2 megavatios (MW) de potencia máxima conjunta.