Los dolientes despiden a sus seres queridos en la soledad del Cementerio General.

Gonzalo Pérez Bejar

Llanto, dolor, tristeza y soledad rodea la despedida final a nuestros seres queridos que partieron al más allá que, por la emergencia sanitaria a nivel nacional generada por la pandemia del coronavirus, solo debe ser realizada en presencia de los familiares más cercanos.

Así pasó con los familiares de una mujer de 60 años que el fin de semana (en Ciudad Satélite) perdió la vida como consecuencia del cáncer. Su velorio fue en su domicilio, a solicitud de su esposo, y solo sus familiares pudieron participar, de acuerdo con las disposiciones gubernamentales.

Al día siguiente fue llevada hasta Cochabamba, ciudad en la que sus restos fueron entregados a sus hermanos. Según los funcionarios de la Funeraria Valdivia, no hay restricciones para la circulación mientras se cuente con los permisos necesarios , sin embargo, en el entierro solo pueden participar, como máximo, cinco personas.

“El control en los cementerios es muy restringido y estricto ”, indicaron los dolientes.

En esta jornada también se observó un cementerio (el principal de la ciudad de La Paz) sumido en el silencio, donde solo el llanto de los dolientes y el eco de su dolor se perdía en medio de las lápidas y mausoleos.

La única compañía eran los empleados de la Funeraria, los encargados de llevar el féretro hasta el nicho destinado por la Dirección del Cementerio General y ahí acompañar a los dolientes con un Padre Nuestro y un Ave María.

Muy doloroso el momento del adiós. Todo en soledad, tristeza profunda en medio de una cuarentena que ya cobró la vida de siete connacionales y tiene a 107 contagiados.

A consecuencia de la pandemia, las autoridades del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz dispusieron, el 16 de febrero, las restricciones para evitar las visitas al Camposanto y restringir el horario de los entierros.

El director del Cementerio General, Ariel Conitzer, informó al periódico Bolivia que por las restricciones existentes los entierros se realizan entre las 09.30 y 12.00.

“Hoy tuvimos 11 entierros, ayer (lunes) fueron 20”, indicó, además que detalló que diariamente tienen un promedio de 14 entierros.