infobae/ Europa Press – Edición impresa

El segmento de Alto Nivel de la Conferencia del Clima de la ONU se inicia hoy en Madrid, pero los activistas —que reclaman un mayor compromiso por parte de los gobiernos— lamentaron que tres países de gran importancia para la lucha contra el cambio climático no hayan enviado a delegaciones con funcionarios jerárquicos.

Estados Unidos, China y Rusia coincidieron en no enviar a sus jefes de Estado a la sesión inaugural de la COP25, realizada el lunes 2. Para esta semana, tampoco se verá en Madrid a Donald Trump, Xi Jinping o Vladímir Putin. Tampoco a los cancilleres de estas tres potencias, grandes emisores de gases contaminantes.

En sus lugares estarán la subsecretaria estadounidense Marcia Bernicat, el viceministro chino Yingmin Zhao y el asesor presidencial ruso Ruslan Edelgeriev.

Concretamente Marcia Bernicat es subsecretaria principal adjunta de la Oficina de Océanos y Asuntos Científicos y Ambientales de EEUU; Yingmin Zhao, viceministro de Ecología y Medio Ambiente de China, y Ruslan Edelgeriev, asesor del presidente de la Federación de Rusia y enviado especial sobre Asuntos Climáticos. Se trata de representantes de tres de los países que son percibidos como obstructores en la lucha contra el cambio climático, aunque hay otros, como India y Brasil, que sí han decidido que sean los ministros del ramo los máximos representantes en esta cumbre multilateral, como la inmensa mayoría de los casi 200 países que forman parte de la Convención.