Imagen referencial de una persona arrestada. (Foto: Archivo)

ABI

La mujer que presuntamente mató a su hijo de ocho años, en Ivirgarzama, fue remitida por la justicia a la cárcel de San Sebastián de Cochabamba, informó el domingo la Fiscalía Departamental.

El Juzgado Mixto de Shinaota dispuso detención preventiva para Cinthia R.S., por el delito de infanticidio, presuntamente cometido en contra de su hijo de ocho años.

“Presentamos el informe de autopsia, las declaraciones de la imputada, entre otros elementos, que demuestran la probabilidad de autoría de la sospechosa”, declaró la fiscal asignada al caso, Marisol Rodríguez.

A los elementos indiciarios contra la imputada, se demostró la existencia de riesgos procesales de peligro de fuga y obstaculización, por lo que la autoridad jurisdiccional determinó su detención preventiva, mientras se desarrolle la investigación, añadió la fiscal Rodríguez.

El trágico suceso ocurrió el viernes pasado, en la localidad de Ivirgarzama, donde la Defensoría de la Niñez y Adolescencia y vecinos del lugar, alertaron a la Policía sobre el estado crítico de un menor de ocho años que habría sido golpeado por su madre. Cuando los policías llegaron al lugar el menor se encontraba sin signos vitales.

El deceso causó conmoción entre los vecinos, que enfurecidos retuvieron a la mujer y la acusaron de ser una agresora violenta de sus hijos.

La mujer es madre de un niño de tres años y un bebé de 11 meses, quienes quedarán bajo el cuidado de su familia ampliada.

La autopsia realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), reveló que el niño murió por un edema cerebral y asfixia por bronco aspiración, además -indica el informe–, presentaba lesiones en el cuerpo de data reciente y antigua.