Migrantes entran en Ceuta, donde se ha desplegado el Ejército español. (Foto: RT)

RT / Ahora EL PUEBLO Digital

El Gobierno de España ha desplegado este martes al Ejército en la frontera de Ceuta con Marruecos ante la llegada de más de 8.000 migrantes irregulares, una cifra sin precedentes en la ciudad autónoma, situada en el norte del país alauí.

Esta entrada de migrantes en territorio español, al que las autoridades han respondido con devoluciones inmediatas y masivas, podría tener vínculos con la crisis diplomática que se inició hace dos semanas con la acogida en España del líder del Frente Polisario para ser tratado de coronavirus.

¿Qué ha pasado?

Este lunes se ha batido en España el récord de llegada de migrantes irregulares por vía marítima en un solo día. La mayoría de las 6.000 personas que se han introducido en Ceuta son marroquíes que han atravesado la frontera a nado, según la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

El número de llegadas ha aumentado a lo largo de este martes, y las últimas cifras oficiales sitúan el número en 8.000 migrantes.

El tránsito se ha producido bordeando un pequeño espigón existente entre la frontera de Ceuta con Marruecos, un lugar por el que no suelen producirse ingresos de personas debido a que la valla normalmente está protegida por Policía marroquí, mientras que esta jornada no hay ninguna presencia policial.

Según algunas organizaciones humanitarias, se ha corrido la voz entre los migrantes de que esa parte de la frontera estará desprotegida durante 72 horas. Se especula con que se trataría de una maniobra de las autoridades marroquís para presionar a España.

Ceuta tiene una población de alrededor de 85.000 habitantes en una superficie de poco más de 18 kilómetros cuadrados.

De momento, los migrantes son separados entre mayores y menores de edad. Los primeros están siendo reunidos para proceder a su repatriación, para lo que se ha habilitado el estadio José Benoliel; mientras que los segundos están siendo trasladados al campamento de Piniers y a las naves del Tarajal. Sobre estos últimos, que se cifran en alrededor de 1.500, el ministro del Interior ha dicho que se protegerá a los menores pero «con aplicación de la normativa internacional».

¿Qué medidas se han adoptado?

En un primer momento el Gobierno de España envió refuerzos para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad: un total de 200 agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. Además, durante la madrugada de este martes el ministerio del Interior ha decidido movilizar al Ejército.

Así, tanques españoles se encuentran desplegados en la frontera, mientras al otro lado de la valla se observan filas de cientos de personas, sobre todo varones, esperando para intentar cruzar a España.

Las autoridades españolas han anunciado que procederán a la devolución de los ciudadanos marroquís. De hecho, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha confirmado en rueda de prensa que ya han comenzado esas devoluciones al país vecino  y que hasta este mediodía se habían producido 2.700. Ya en la tarde, la cifra ascendía a 4.000.

El ministro no ha valorado la supuesta crisis diplomática y ha afirmado que “hay una crisis migratoria permanente y continuada en el tiempo, pero hay momentos donde la presión es mayor y donde acontecen situaciones extraordinarias”.

Además, a preguntas de los periodistas, el ministro ha informado que su departamento dispone de un presupuesto de 30 millones de euros, aprobado en el Consejo de Ministros de este martes, para la cooperación con Marruecos y otros países de tránsito y origen para la lucha contra la inmigración irregular y el terrorismo en el Sahel. Grande-Marlaska ha querido desvincular esta partida de cualquier circunstancia concreta, como la llegada masiva de migrantes de estas dos jornadas.