Personal médico transporta a una persona con coronavirus. (Foto: Internet)

RTVE

España superó hoy la barrera de los 10.000 muertos con coronavirus, un umbral que hasta ahora solo había alcanzado Italia, después de seis días consecutivos con más de 800 fallecimientos diarios y de haber marcado este jueves un nuevo máximo de víctimas en un día.

Otras 950 personas han perdido la vida infectadas con el COVID-19 en las últimas 24 horas, lo que sitúa el total de decesos en 10.003 desde que se desató la pandemia en el país.

En paralelo, el número de contagiados vuelve a aumentar este jueves, después de que el miércoles bajaran los casos nuevos, ahora mismo se contabilizan 110.238 infectados con el coronavirus, lo que supone 8.102 más, según el recuento diario del Ministerio de Sanidad, que solo recoge los casos más graves ante la incapacidad para hacer tests a todos los posibles contagiados.

En cualquier caso, el ritmo de infectados se reduce significativamente, ya que aumentan por debajo del 8%, mientras que a mediados de la semana pasada el incremento diario rondaba el 20%.

«Los datos demuestran que la curva se ha estabilizado, que hemos alcanzado el primer objetivo de llegar al pico y estamos empezando la fase de ralentización», ha asegurado en una comparecencia en el Congreso de los Diputados el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que también ha destacado que los casos de pacientes que requieren ser ingresados en UCI se ralentizan. «El incremento diario es del 4 %; hace una semana, el incremento diario era del 16 %», ha subrayado.

Menos pacientes en UCI, aunque repuntan las hospitalizaciones

Así, el último recuento -pese a las diferencias en la contabilidad entre las distintas comunidades autónomas- registra 220 personas más ingresadas en esas unidades, frente a los 260 de este miércoles o los más de 500 que tenían que ser hospitalizados en esas unidades el martes y el miércoles de la semana pasada. En total, hay 6.092 enfermos graves en España, una cifra que roza el máximo de camas disponibles en el país para los pacientes que necesitan cuidados intensivos.

La curva de hospitalizaciones, sin embargo, no es tan halagüeña, hay 2.695 nuevos pacientes ingresados, lo que lleva el total a 54.113 y representa un incremento del 5,25 %, casi un punto más que el miércoles, cuando solo hubo 2.154 hospitalizaciones nuevas.

Por otro lado, los pacientes recuperados son ya 26.743, después de que otras 4.096 personas hayan logrado vencer a la enfermedad en las últimas 24 horas, la cifra más alta en un solo día desde que la pandemia estalló en España.

Los principales focos siguen en Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Castilla-León

Por regiones, la más afectada sigue siendo Madrid, con 32.155 casos, de los que 1.528 están ingresados en UCI, y 4.175 fallecidos, 310 más que el miércoles. Pese a todo, el número de curados marca un récord diario con 1.573 pacientes dados de alta y un ritmo de crecimiento, el 14,52 %, que dobla el aumento del número de infectados, que es del 7,75 %.

Cataluña contabiliza 21.804 infectados, de los que 1.855 están en cuidados intensivos, y alcanza ya las 2.093 muertes, esto es, 244 más que hace 24 horas. Por detrás se sitúan Castilla-La Mancha, con 7.682 casos y 854 fallecidos, y Castilla y León, con otros 7.355 contagiados y 641 muertes.

Esas cuatro comunidades constituyen los principales focos de la pandemia, con dos tercios de los casos confirmados y casi cuatro de cada cinco muertes, aunque el coronavirus se sigue extendiendo por toda la geografía española: salvo Melilla, todas las regiones registran nuevos casos y las infecciones crecen a un ritmo superior al 9 % en autonomías como Andalucía, Extremadura o Galicia.