Imagen referencial de distintos tipos de carne.

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

Carnes de res, pollo, cerdo, pescado, salchichas, chorizo y enlatados son algunas opciones para preparar un almuerzo durante la cuarentena.

Las ideas se agotan y los platos se repiten, pero los especialistas recomiendan cómo y cuándo consumirlas para no dañar la salud.

Se debe tomar en cuenta que los resultados en nuestro cuerpo después de alimentarnos en esta época no son los mismos que cuando estamos en una situación normal, cuando podemos salir a caminar y hacer digestión o cumplir una rutina en el gimnasio.

“Actualmente esta rutina ha cambiado y es diferente, muchos no tienen espacio para caminar en sus casas y tampoco una máquina para hacer ejercicios, lo que en consecuencia significa ganar algunos kilos”, dice el médico general Óscar Burgos, que fue consultado por Bolivia Digital.

Indicó que para muchas familias en Bolivia «el comer bien» significa contar siempre con una carne en la comida, cualquiera que sea; sin embargo, comer solo verduras intercalando los días es una buena alternativa y muy saludable.

«Si en definitiva la carne es parte de su alimentación, se debe tratar de cocinarla a la plancha o asada al horno porque es de esa manera que elimina sus grasas», comentó Burgos.

Agregó que en todo caso, la carne blanca es mucho más saludable que la roja porque esta última tiene grasas saturadas, mientras que la primera es baja en esas grasas.

La carne blanca es la de pollo, conejo y pescado, y la roja es la de res, cerdo y cordero.

Las blancas contienen proteínas de fácil absorción, lípidos insaturados, minerales como hierro, zinc, cobre y vitaminas mayoritariamente del grupo B.

“Diversos estudios epidemiológicos demostraron que el consumo habitual o elevado de carnes rojas ―y sobre todo de carnes procesadas― se asocia a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y a mayor probabilidad de aparición de algunos tipos de cáncer”, señala el portal elespañol.com.

La carne procesada es aquella que ha sido transformada a través de la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación, como las salchichas, jamón, carne en conserva o carne seca.

El nutricionista Boris Calle explicó sobre las propiedades de la carne de res (vaca) y señaló que tiene buena cantidad de ácido oleico y proteínas, mientras que la de cerdo tiene una buena cantidad de vitamina B1 (tiamina), zinc y selenio.

“La carne de cordero tiene una buena cantidad de zinc, selenio, omega 3 y 6, y la de pollo contiene buena cantidad de proteína sin tanta grasa como los otros tipos de carne”, destacó Calle a Bolivia Digital.

El nutricionista aconseja comer carne de pescado debido a que tiene lípidos saludables, en comparación con las otras carnes que contienen muy poco.

El especialista aconseja el consumo de esta carne y tratar de consumirla dos veces por semana.

“Es mejor comer, por ejemplo, pollo dos veces a la semana y de la misma manera las otras, y lo mejor es dejar de comerlas al menos un día en la semana”, dijo.

Calle señala que los niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad necesitan consumir carnes para mantener sus energías.

Por tanto, y según lo recomendado por los especialistas, si queremos consumir carne dentro de nuestra dieta habitual, podemos optar por variar dándole prioridad siempre al pollo y al pescado, y dejando la carne roja y procesada para consumo ocasional.