Paramédicos mexicanos llevan a un paciente con COVID-19 en la colonia Benito Juárez de México. (Foto: AFP)

AFP

Con la ansiada reapertura de parques y terrazas en Madrid o las piscinas en Italia, Europa dio otro paso este lunes en el desconfinamiento impuesto por la pandemia del coronavirus, que deja más de 344.000 muertos en el mundo y golpea con fuerza en América Latina.

Mientras la pandemia, que ha contagiado a 5,4 millones de personas en el planeta, parece bajo control en Europa (174.000 muertes), tiene ahora su epicentro en América Latina y el Caribe, con más de 40.000 decesos (22.000 en Brasil), aunque sigue castigando a Estados Unidos, que roza los 100.000 muertos.

Desde este lunes los madrileños pueden reunirse y volver a los parques y terrazas y los españoles de otras regiones menos afectadas podrán bañarse en la playa después de diez semanas de confinamiento, uno de los más estrictos del mundo.

Las personas que usan máscaras faciales caminan por un bulevar en España y que convirtieron en una calle peatonal a medida que el país afloja lentamente un estricto bloqueo del coronavirus. (Foto: AFP)

«He venido a ver el amanecer en el estanque [artificial]. Echaba de menos el parque, que normalmente sólo cierra por mal tiempo», dijo a AFP el arquitecto jubilado Alfonso López, 67 años, en el parque del Retiro, en el corazón de Madrid, donde cientos caminaban o corrían desde muy temprano.

En Barcelona, en una de las mesas del bar del mercado del barrio de la Barceloneta, Nasser Mohammad Porras toma cervezas con dos amigas, al igual que él médicos. «Teníamos ganas también de disfrutar de estos momentos ahora que viene el buen tiempo. Pero siempre con cautela», afirmó.

Madrid, Barcelona y gran parte de Castilla y León entran en la primera fase de un desconfinamiento progresivo iniciado hace 15 días en el país, uno de los más golpeados por la pandemia y que este lunes revisó a la baja su cifra de muertos, situándola en 26.834, casi 2.000 menos que la víspera.

El resto del país (o sea 22 millones de habitantes sobre 47) pasa a la segunda fase de un proceso que durará hasta finales de junio.

En España, Italia, Alemania y otros países europeos, las piscinas, gimnasios y clubes de fitness volvieron abrir este lunes. «Nuestros clientes están impacientes», comentó a la AFP Roberto Pizzicone, administrador de un pequeño centro deportivo en pleno centro de Roma.

El gobierno francés anunciará en unos días los próximos pasos del desconfinamiento, en particular medidas sobre las vacaciones de verano y la reapertura de bares y restaurantes.

Las personas con máscaras faciales en medio de la preocupación por la propagación del coronavirus (COVID-19) caminan en el distrito de Sugamo de Tokio. (Foto: AFP)

En Grecia, un tercio de los bares y restaurantes –los que pueden servir al aire libre– daban la bienvenida a los clientes el lunes después de más de dos meses de cierre. «El café tiene una dimensión social, es donde late la vida del barrio», dice a la AFP Giorgos Karavatsani, en Atenas.

En Alemania, la mayoría de los restaurantes pueden abrir, al igual que algunos hoteles. Pero el gobierno está estudiando prolongar las medidas de distanciamiento hasta el 5 de julio estimando que la pandemia podría recomenzar «muy rápido».

Por su parte, el Reino Unido prevé volver a abrir sus comercios no esenciales el 15 de junio, anunció el lunes el primer ministro británico, Boris Johnson.

Y en Japón el primer ministro, Shinzo Abe, levantó este lunes el estado de emergencia impuesto en todo el país tras una fuerte caída del número de nuevos casos.