ESPE-EVO

 

REDACCIÓN CENTRAL
El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, convocó ayer a la unidad de los pueblos del mundo, a que de manera mancomunada, horizontal, complementaria y sin exclusión se preserven los bosques, la Amazonia y la vida de los pueblos para evitar la destrucción de la Tierra.

En el marco de su participación en el Foro Alianza por la Amazonia, en Nueva York (EEUU), el Jefe de Estado instó a los gobiernos del hemisferio a enfrentar los desastres naturales ocasionados por el calentamiento global de manera honesta, seria y pronta, atacando las causas estructurales que provocan la crisis climática.

“Todavía estamos a tiempo de salvar a la Madre Tierra, pero debemos actuar ahora con acciones urgentes y concretas que permitan la preservación de la vida, no hay otra opción, el único camino es la unidad ante la adversidad”, aseguró Morales en el foro en el que también participaron el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres; la canciller de Alemania, Angela Merkel; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el presidente de Chile, Sebastián Piñera; el presidente de Colombia, Iván Duque; e invitados especiales.

El dignatario boliviano insistió en que es responsabilidad de los gobiernos del mundo asumir acciones para preservar la seguridad del hemisferios, porque “la Madre Tierra puede existir mejor sin el ser humano, (pero) los seres humanos, los pueblos no podemos vivir sin la Madre Tierra”.

Evo Morales advirtió que el planeta Tierra está en grave riesgo por los efectos del cambio climático debido a las emisiones de carbono que cada año ocasionan con mayor rigor huracanes, sequías, incendios y otros fenómenos extremos; mientras que los países altamente desarrollados no aceptan su responsabilidad y no cumplen los compromisos asumidos.

Expresó su preocupación por  la lógica del sistema capitalista de dominación de la naturaleza sin límite, que está reforzando la separación del hombre con la fauna, la flora, las funciones ambientales, las culturas ancestrales, la biodiversidad, la justicia y la ética.

“El sistema económico del capitalismo privatiza el bien común, mercantiliza la vida, explota a los seres humanos, depreda los recursos naturales y destruye las riquezas materiales y espirituales de los pueblos”, precisó.

El presidente Evo recordó que al suscribir el Acuerdo de París (12 de diciembre de 2015) se ratificó el principio de la responsabilidad histórica de los países desarrollados, compromiso que debe expresarse en políticas de financiamiento, de transferencia de tecnología y fortalecimiento de capacidades técnicas para que las naciones en desarrollo enfrenten los efectos del cambio climático.

Informó que en las pasadas semanas, algunos presidentes amazónicos suscribieron la declaración denominada Pacto de Leticia, en Colombia, que definió una hoja de ruta de cooperación regional a mediano y largo plazo para luchar contra la deforestación y degradación de los bosques, promoviendo la conservación de la Amazonia, y que se generen oportunidades para el desarrollo sostenible y el bienestar de su población. “Bolivia está comprometida con los derechos de nuestra Madre Tierra, por la lucha contra el cambio climático, como lo hemos demostrado en todos los foros internacionales, por ello seguiremos trabajando en la temática, bajo los principios del multilateralismo, respeto a la soberanía y la no mercantilización de los bosques”, manifestó.

INCENDIOS
En ese contexto, en agosto pasado el presidente Morales denunció que la causa principal de los incendios forestales en el mundo es el cambio climático, ocasionado por los países altamente desarrollados, por lo que los instó a cumplir el Acuerdo de París.

Ese documento, entre otros objetivos, busca elevar los flujos financieros para caminar hacia una economía baja en emisiones de gases de efecto invernadero, cuya sobreacumulación en la atmósfera por las actividades humanas ha desencadenado el cambio climático.

“La causa principal de grandes incendios, que lamentablemente también se registran en otros continentes, es el #CambioClimático, que es responsabilidad de todos los países del mundo. El Acuerdo de París debe cumplirse, especialmente en países industrializados #UnidadEnLaAdversidad”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Desde agosto pasado, en la Amazonia que comparten Bolivia y Brasil se registran incendios forestales de alta y baja magnitud, que han movilizado a miles de brigadistas y voluntarios, además del despliegue de aeronaves para apagar el fuego en territorio nacional.

La Amazonia, la selva tropical más grande del mundo, es una reserva vital de carbono que ralentiza el ritmo del calentamiento global y es el hogar de al menos un millón de personas pertenecientes a poblaciones indígenas y varias especies de plantas y animales.

En tanto que en África, considerado como el otro pulmón del mundo, se registran al menos 10 mil incendios activos solo en Angola y el Congo, según reportes de medios de prensa, y las causas apuntan a técnicas agrícolas descontroladas.

Según una imagen de satélite difundida por la NASA y analizada por la estación meteorológica Weather Source, en África central había más incendios que en Brasil. Solo en Angola y el sur de Congo había más de 10 mil fuegos activos, frente a los 2.127 de países suramericanos.