Familiares de Moro piden justicia para esclarecer el asesinato del periodista argentino durante el golpe de Estado de 2019 en Bolivia. (Foto: Archivo-cdrproductora.com)

• Luis Fernando Cruz /

El exembajador de Argentina en Bolivia Normando Álvarez abandonó a su suerte al periodista de su país Sebastián Moro, quien falleció en un centro médico después de un cuadro clínico de estado de coma; ademas, le negó asilo político a su connacional Fabián Restivo en esa legación diplomática.

Penélope Moro, hermana de Sebastián, relató que, como corresponsal de Página 12 de Argentina, denunció los pormenores del conflicto social que exigía la renuncia de Evo Morales a la presidencia por un presunto fraude electoral hasta antes del 10 de noviembre de 2019.

Señaló que su hermano se comunicaba todos los días con ellos, pero que extrañamente el 10 no hubo contacto, por lo que pidieron a un amigo que vaya hasta su casa; y después de forzar la puerta lo encontró con signos de haber sido torturado e inconsciente.

“El otro día llegue a la clínica donde estaba Sebastián y lo encontré en estado de coma, ya no hable nunca más con mi hermano, noté los golpes en su cuerpo, preguntaba y algunos médicos me decían que eran propios de una tortura, que había recibido golpes previos”, sostuvo.

Penélope dijo que le pidió al embajador Normando Álvarez apoyo para la atención de su hermano, pero no respondió a la solicitud, “sino que se desapareció, pero que a través de los medios de comunicación decía que todos los periodistas argentinos estaban a salvo y que no se corría riesgo (…) Él (Álvarez) sabía que mi hermano se estaba muriendo, y lo más grave fue que se nos negó que un avión sanitario trasladara a Sebastián antes de que muriera, porque según este embajador no podía aterrizar un avión extranjero debido al conflicto social y político que se estaba viviendo”.

Además dijo que cuando su hermano murió, desde la embajada se aceleraron los trámites para una cremación exprés, con lo cual la investigación de las causas del deceso se enturbió, se ocultaron las pruebas de tortura.

ASILO

El fotógrafo y periodista argentino Fabián Restivo, en El Destape Radio, negó que el entonces embajador Normando Álvarez le salvó la vida, porque se refugió en la embajada de España hasta que salió clandestinamente a Perú por la frontera del Desaguadero. “Yo terminé exiliado en la embajada de España porque en principio la embajada argentina me fue negada (…) A mí me mandó a buscar (Arturo) Murillo. Un conocido opositor que estuvo en la reunión con Murillo me llama y me dijo que me hiciera mierda y cortó (…) Yo llamé a la embajada Argentina y Normando Álvarez García me negó la protección”, sostuvo.

linkedin