Bolivia Digital

El exgobernador de Beni, Alex Ferrier, fue trasladado a la cárcel de máxima de seguridad de Chonchocoro, de La Paz, teniendo en cuenta que no existían garantías para que permanezca en la cárcel de Mocoví en Trinidad.

Según reportaron medios locales, la exautoridad abordó un avión comercial aproximadamente a las 14.30 de este jueves. Sin embargo, los abogados de la familia consideraron que se trata de una flagrante violación de los derechos del imputado.

El exgobernador es investigado por los delitos de malversación de recursos, uso indebido de influencias, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

Fue aprehendido el pasado viernes por una denuncia que presentó el Viceministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, por la construcción irregular de la carretera Trinidad – Loreto.

La audiencia de medidas cautelares se realizó el domingo y se prolongó hasta la madrugada del lunes. La juez Jensi Rojas determinó la detención preventiva por seis meses en el penal de Mocoví.

El viceministro de Transparencia, Guido Melgar, informó que existe evidencia en la construcción irregular del proyecto carretero que tiene un costo de Bs 80 millones. Además, afirmó que Ferrier entregó la obra a la empresa sin realizar una previa licitación.

Amenazas

Uno de los fiscales del caso, Carlos Aponte, denunció que recibió amenazas e intentos de agresión por parte de los abogados del exgobernador, además que se lo pretende apartar del proceso.

“Había personas que se manifiestan, que toman represalias en mi contra, intentaron agredirme y me amenazaron, se va a realizar el informe correspondiente”, dijo Aponte durante la audiencia.

Otra denuncia

Por otra parte, Melgar explicó que existe una segunda denuncia contra la exautoridad por la adjudicación de un lote, con un costo de Bs 5 millones para una urbanización. Sin embargo, se constató en la Alcaldía de Trinidad que no existe el cuestionado barrio.