Redacción central – Edición impresa

El informático Miguel Serrano, que trabajó en la ex Corte Nacional Electoral (CNE), dijo que para encarar los nuevos comicios se debe identificar el estado en que se encuentra la base de datos del padrón electoral.

“Lo primero que debemos saber es el estado en que se encuentra la base de datos, el estado de la información, los respaldos informáticos de los distintos padrones que han sido utilizados en las últimas elecciones (…) Tenemos que saber primero cómo está adentro”, declaró a radio Panamericana.

Explicó que se debe realizar una serie de análisis de la infraestructura, del personal operativo y técnico que va a operar la base de datos, luego ejecutar el proceso de depuración y obtener los nuevos inscritos.

“Lo que se debe hacer luego es poner las reglas de la actualización de la información”, expresó.

Sobre esa base, complementó, un proceso de depuración se puede realizar en dos semanas.

Rose Marie Sandóval, diputada de Unidad Demócrata (UD), manifestó que en el tema del padrón biométrico lo primero que se debe hacer es un saneamiento.

“El padrón es un tema técnico que se debe analizar. En principio el padrón internacional no se debe mover, por razones de tiempo; pero abrir el registro para los jóvenes que cumplan 18 años es fundamental y subsanar algunos mecanismos del biométrico”, afirmó la legisladora.