Actividades de exploración de hidrocarburos. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

La inversión en la actividad de exploración y explotación de gas alcanzará a cerca de $us 400 millones el próximo año, informó ayer el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina.

La autoridad también proyectó que los ingresos que recibe el Estado boliviano por el concepto de renta petrolera superarían los $us 2.100 millones, lo cual estaría sujeto al comportamiento del precio internacional de los hidrocarburos.

“El próximo año, estamos hablando de 2022, la inversión para todo lo que es exploración y explotación estamos hablando de alrededor de 400 millones de dólares”, señaló en entrevista con Bolivia TV.

Para la presente gestión está previsto que los ingresos por renta petrolera bordearán los $us 1.900 millones, agregó la autoridad.

Molina calificó a estos resultados como “una buena noticia” para el país, lo cual refleja que se realiza un “trabajo bastante arduo” en el sector de los hidrocarburos.

En esa línea, mencionó que el objetivo del plan de exploración es mantener los niveles de producción de gas natural, “que venían cayendo” desde hace algunos años, e incrementar las reservas nacionales para garantizar el consumo interno, como los proyectos de industrialización que desarrolla el Gobierno nacional con la finalidad de sustituir las importaciones, y también atender la demanda de los mercados de exportación (Brasil y Argentina).

LinkedIn