Redacción central – Edición impresa

El exsubsecretario de Asuntos Exteriores de España Chencho Arias advirtió que la exencargada de Negocios interina de su país Cristina Borreguero no actuó por su cuenta y que debió recibir instrucciones desde Madrid, en el incidente registrado el 27 de diciembre en La Paz.

“No sé si esto será cierto, pero de lo que no tengo la menor duda es de que la Encargada de Negocios no ha actuado por su cuenta. Tenía instrucciones de Madrid, del Ministerio de Exteriores o de Moncloa. Los GEO tampoco van por libres. Obedecen órdenes fielmente”, señaló Arias en declaraciones a El Confidencial.

El 27 de diciembre, Borreguero junto al cónsul de España en La Paz, Álvaro Fernández, fueron a visitar a la embajadora de México, María Teresa Mercado, en su residencia en la urbanización La Rinconada.

Cuando terminó la visita de cortesía, cuatro agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) fueron a recogerlos y se registró un incidente, pues los vecinos les impidieron ingresar y ellos cubrieron sus rostros.

Ante el hecho, el Gobierno nacional de Bolivia declaró persona no grata a los diplomáticos y a los agentes.

Para Arias, la conducta de los funcionarios españoles “resulta curiosa y se presta a que los bolivianos crean que íbamos a intentar sacar del país a personas refugiadas en la Embajada de México y que la justicia boliviana está reclamando”. “Hay varias cosas extrañas en nuestro comportamiento: ¿Por qué nuestra representante hace una visita de cortesía a las ocho de la mañana? La hora es rara. ¿Por qué va en una visita de cortesía acompañada de nuestro cónsul? Anómalo. No lo necesita en una visita de cortesía. ¿Por qué van cuatro ‘geos’ a recoger a nuestros dos diplomáticos? ¿Se necesitaban cuatro? ¿Por qué el Gobierno anunció que iba a enviar una persona a Bolivia a hacer un informe? ¿No se fiaba de lo que contara nuestra representante, la Encargada de Negocios?”, preguntó el diplomático.

Sostuvo que “en Bolivia se piensa —he vivido allí— que nuestra embajada intentaba ayudar a salir del país a alguno de los refugiados en la de México. O que iban a darles un pasaporte español”.