Mamani

 

ABI / Bolivia Digital

El exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Idelfonso Mamani, se presentó voluntariamente hoy pasadas las 18.30 ante el Ministerio Público en La Paz; sin embargo, no se pudo proceder a su aprehensión debido a que la orden no cuenta con horas «extraordinarias» habilitadas para el efecto, informó el fiscal asignado al caso, Ronald Chávez.

«El día de hoy a horas 18.30 el vocal Idelfonso Mamani se ha presentado espontáneamente a efectos de prestar su declaración; sin embargo, los fiscales de la comisión estábamos en otras de investigaciones. Hacer notar que lamentablemente la orden de aprehensión que se cuenta en contra de esta persona no tiene horas (extraordinarias) habilitadas, en ese entendido no podemos vulnerar sus derechos», dijo a los periodistas.

Mamani fue declarado prófugo de la justicia al no ser encontrado ni en el domicilio que tenía de referencia, por lo que la justicia determinó emitir la orden de aprehensión en su contra.

El fiscal explicó que el exvocal es acusado por delitos electorales, falsificación, uso de instrumento falsificado y corrupción, así como incumplimiento de deberes.  

Chávez afirmó que Mamani presentó un memorial junto a su abogado que acompañó con documentación que será valorada por el Ministerio Público el próximo lunes, fecha en que fue citado a declarar la exautoridad electoral.

«Tenemos entendido que sí se va a presentar el día lunes porque presentó documentación en su memorial y bueno simplemente lo que ha hecho referencia es que quiere colaborar con las investigaciones y va a prestar su declaración informativa», agregó.

Los vocales del TSE que ya fueron aprehendidos y cuentan con detención preventiva son María Eugenia Choque, Antonio Costas y Edgar Gonzales, y resta por aprehender a la exvocal Lidia Iriarte.

La Fiscalía inició una investigación por los delitos electorales de falsificación de documentos, manipulación informática, alteración u ocultación de resultados, alteración con modificaron del padrón electoral, beneficios en función del cargo, además de uso indebido de influencias, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

Tras conocerse el informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la auditoría a los comicios en Bolivia, que estableció irregularidades en ese proceso, las autoridades competentes iniciaron la investigación para dar con los responsables de esas anomalías detectadas.