El vehículo con el que se causó la muerte del niño. (Foto: asuntoscentrales.com)

Jeovana Bernabé B. / Ahora EL PUEBLO digital /

El adolescente de 13 años de edad, que fue arrollado el lunes por un vehículo en el municipio de Montero, de Santa Cruz, donde se encontraban personas en estado de ebriedad, falleció la madrugada de este jueves. El menor tenía muerte cerebral, informaron sus familiares antes del deceso.

En las pasadas horas, la Policía envío a la cárcel, con detención preventiva, a Shirley V., luego de ser acusada de atropellar al menor. Mientras la justicia busca a la pareja de la presunta conductora, quien se dio a la fuga después del hecho.

Un video que circula en las redes sociales pone en evidencia que Shirley V. y Wilder N. (pareja de la mujer), además de otras dos personas, estaban consumiendo bebidas alcohólicas y con música en alto volumen dentro del motorizado que provocó el incidente.

En la audiencia, la acusada pidió disculpas a la familia del menor. Entre tanto, Teresa Carrasco, madre del niño, pidió justicia, antes de enterarse que su hijo, quien sufrió muerte cerebral, había muerto. 

Tras la audiencia -que se llevó a cabo en las pasadas horas- Carrasco contó que Shirley V. afirmó que ella no era quien conducía el vehículo, sino su esposo que le pidió que cambie de lugar y “él le iba ayudar en todo hasta sacarla”, pero las cosas se complicaron tras conocer que habían arrollado a un menor.