Foto ilustrativa (FGE)

Jacqueline Luque/ Ahora El Pueblo Digital

Una familia de ocho integrantes fue sentenciada a cinco años de presidio por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, ya que se dedicaban al narcotráfico.

En audiencia de juicio oral, el Ministerio Público “demostró con pruebas contundentes” que Freddy A.C. de 53 años, Julio A.C. de 59, Patricio G.R. de 52, Oscar A. H. de 44, Juan C. G.P. de 33, Virginia S.L. de 48, Segundina G.R. de 59 y María E.G.R. de 54 años, son autores del delito de legitimación de ganancias ilícitas, informó la fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzáles.

El Tribunal de Sentencia N° 1 de Sacaba en Cochabamba dictó condena de cinco años de cárcel que deberán cumplir en los penales de San Sebastián mujeres, San Sebastián varones y en la cárcel de San Pedro de Sacaba. Además, confiscaron 16 inmuebles, ocho vehículos y $us 8.025.

“Como Ministerio Público se presentaron todas las pruebas colectadas en la investigación como la declaración de una persona que alertó del hecho, las actas de allanamientos y secuestros de varios inmuebles y vehículos, así como los avalúos de por lo menos 24 inmuebles y motorizados. La comisión de fiscales demostró la afectación económica al Estado, así como la desproporción de ingresos generados por los investigados en su patrimonio, por ello se logró obtener una sentencia condenatoria que creemos es un hito en este tipo de casos”, sostuvo. Gonzales.

También fueron sentenciadas dos personas más, Pascual G.C. de 76 años, a dos años y seis meses de cárcel por el delito de complicidad, y Patricia R. T. de 59 años por encubrimiento, a un año de cárcel.

Por su parte, el Fiscal de Materia, Edwin Poma, señaló que el año 2011 una persona no identificada llamó a la policía para alertar sobre los actos irregulares de esta familia que se dedicaba al narcotráfico ya que obtenían varios bienes inmuebles y motorizados.

El Ministerio Público y la Policía realizaron varios allanamientos en Sacaba, Chimoré y en Santa Cruz logrando encontrar inmuebles y vehículos pertenecientes a la familia, mismos que después fueron incautados y se procedió a la investigación de 12 personas.

Tras las investigaciones se conoció que la familia operaba desde 1997 hasta el 2012 en los municipios de Sacaba, Chimoré y en el departamento de Santa Cruz.