Los dirigentes de la Federación decidirán hoy cómo reparten los 1,5 millones de dólares. (Foto: Sport Bolivia)

La Paz / Bolivia Deportes

En la reunión virtual que se realizará hoy a las 16.00, el Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) definirá la distribución de la ayuda económica que llegará de la FIFA ($us 500.000) y la Conmebol ($us 1.000.000).

En la agenda está contemplada el análisis profundo de la problemática financiera del fútbol profesional y aficionado, y las medidas que asumirá conjuntamente con los clubes de la División Profesional.

El presidente de la FBF, César Salinas, informará, después de un estudio que realizó la Comisión técnico-económica sobre las necesidades de los clubes, asociaciones y los otros componentes de la entidad, sobre los porcentajes que se podría asignar a cada parte.

“La Federación va a priorizar que el fútbol profesional agarre el mayor porcentaje de ese dinero, porque las otras disciplinas están en un nivel amateur y no tienen en este momento actividad”, subrayó.

Sobre el pedido de ayuda de los árbitros, expresó que será el Comité Ejecutivo el que defina si corresponde o no.

Respecto al tema deportivo, señaló que, antes de tomar una decisión sobre continuar o declarar desierto el campeonato de esta temporada, “la Conmebol tiene la política de no acabar los torneos por decreto y más bien recomienda terminar en cancha, sobre esa línea nos vamos a manejar”.

Si los clubes deciden declarar cerrado el torneo, los perjudicados serán Bolívar y Wilstermann porque tienen partidos pendientes por la Copa Libertadores.

La Selección también se verá afectada por la falta de competencia ya que la Conmebol tiene planificado jugar este año las primeras fechas de las Eliminatorias del Mundial Catar 2022 en septiembre.

Enfatizó que antes de tomar una decisión apresurada, “esperaremos la decisión del Gobierno nacional respecto a la cuarentena y a la reanudación de las actividades, para ver si el fútbol vuelve con o sin público”.

En cuanto al apoyo de Marcelo Claure, dijo que agradece la posición de Bolívar, y que “esta coyuntura nos pueda unir, dejemos de pelear y hacer una fuerza común para engrandecer el fútbol boliviano”.