Protocolo de levantamiento de cadáveres con COVID-19. (Foto: APG)

Bolivia Digital

El coronel Walter Sossa, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, denunció que no existe el acompañamiento del Servicio Departamental de Salud (Sedes), del Municipio ni del Ministerio Público en el levantamiento de cadáveres por COVID-19.

“En El Alto tenemos muchos problemas con relación a las instancias correspondientes que tienen que participar en este levantamiento de cadáveres. Si bien la Policía mediante la División Homicidios realiza este trabajo de verificación de que el cuerpo no tenga algún tipo de lesión que pueda contener algún tipo de violencia, es el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y es el Sedes quienes tienen que realizar; primero, la prueba de coronavirus y, segundo, una emisión del certificado de defunción, pero lamentablemente ninguna de estas instituciones está participando de este trabajo que se ha comprometido de acuerdo a una guía de procedimientos”, dijo.

Ante esta situación, agregó que la Policía lamentablemente está colapsando con estos levantamientos de cadáveres y no hay apoyo de las instancias correspondientes.

“La Policía no puede emitir certificados de defunción, no puede realizar pruebas de COVID-19 y en consecuencia lo único que hace y es limitarse”, explicó.