Su origen es colombiano. (Foto: Infobae)

• Redacción Central /

Luego de al menos cinco horas de caminata, efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) hallaron una plantación de marihuana Creepy en el municipio valluno de Cocapata, y de inmediato destruyeron la producción que estaba lista para su comercialización.

Los uniformados evidenciaron que se trataba de una hectárea y media de la sustancia controlada que había sido plantada hace aproximadamente ocho meses.

Las plantas eran regadas mediante un complejo sistema de politubos que trasladaban el agua de manera constante desde sectores elevados de la región.

Se calcula que la marihuana Creepy tenía una altura superior al metro y que estaba lista para su cosecha y posterior comercialización.

La marihuana Creepy o cripa, una variedad que tiene su origen en Colombia, se ha convertido en la favorita de los traficantes y productores debido a que es más rentable que la tradicional por sus grandes concentraciones de THC (la sustancia psicoactiva) como resultado de la modificación genética.

Un reporte de Infobae indica que, con semillas importadas, los cultivos en el Cauca, sobre el océano Pacífico, se transformaron en invernaderos sofisticados para producir este híbrido que genera sólo plantas hembras (que producen flores, la parte de la planta que se consume) con THC del 12% al 22%.

Esta modalidad ya es aplicada en territorio nacional, sobre todo en Cochabamba, donde ya se comercializa la cocaína rosada e incluso hongos alucinógenos.

Efectivos de la fuerza antidrogas aseguran que los operativos serán intensos, en especial en las zonas alejadas que son empleadas por los narcotraficantes.