Javier Prado.

El viceministro de Defensa Social, Jaime Zamora, aseguró hoy que los controles de interdicción no paran en el país a pesar de la cuarentena total en la que ingresó Bolivia desde el domingo para frenar la propagación del coronavirus.

«El trabajo sigue normal, continuamos con el seguimiento y la lucha contra el narcotráfico, es más, se reforzarán los operativos en carreteras», afirmó Zamora.

Manifestó que los narcotraficantes intentarán aprovechar la paralización de movimientos y controles en nuestro país.

Por otra parte, explicó que en las carreteras bolivianas existen antecedentes de transporte de droga en camiones, ya que al narcotraficante no le interesa el virus ni estar en cuarentena. Sin embargo, los uniformados trabajan de manera continua en la lucha contra el narcotráfico.

Asimismo, informó que el personal de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) no solo salió a apoyar para evitar contagios de COVID-19, sino a contribuir en la batalla contras las drogas.

Indicó que en los próximos días darán a conocer a la población los resultados de la labor desplegada durante la cuarentena que rige en Bolivia.

El ministro de gobierno Arturo Murillo en un operativo de la FELCN en Beni donde se secuestro más de 312 kilos de cocaína. APG