COCHABAMBA- 24-11-2017.- Protesta de mujeres en contra del feminicidio y maltrato realizan una serie de actos con referencia al dia Internacional de la No Violencia contra la Mujer.jmp/FOTO-David Kechi-APG

Santa Cruz es el departamento con más sucesos registrados, seguido de La Paz, Cochabamba y Tarija.

Javier Prado

Desde el inicio de la puesta en marcha de la cuarentena total que rige en el país en resguardo de la salud de las y los bolivianos para evitar el contagio y expansión del coronavirus (COVID-19), la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) reportó la disminución de casos de violencia en razón de género en un 25%, es decir de un promedio de 90 a 115 casos que se atendían a diario a 23 registrados hasta este viernes.

“En la primera etapa de la cuarentena tuvimos conocimiento de un promedio de 50 casos registrados, es decir, una baja en el índice de registro de más del 50% de los 90 a 115 casos que se registraban por día, sin embargo, desde que se ingresó en la restricción total se presentaron solo 23 casos, lo que significa un 25% en la disminución de los casos”, informó el Director Nacional de la FELCV, coronel Juan Carlos Alarcón Altamirano.

El jefe policial lamentó que en el período de la cuarentena parcial en Santa Cruz se conoció dos casos de feminicidio y al inicio de la restricción total un caso en la ciudad de El Alto, con una característica especial debido a que el protagonista del asesinato se quitó la vida luego de cometer el hecho.

Entre los 23 casos registrados, Alarcón afirmo que se presentaron denuncias de violación de infante y abuso sexual entre los casos más reportados en este tiempo de cuarentena, además de estupro, agresiones físicas, violencia psicológica y feminicidios, de los cuales existen algunas personas aprehendidas.

Alarcón aseguró que la violencia en razón de genero se continúa realizando dentro de los hogares de las víctimas y por parte de sus entornos familiares: “El 60 % de los casos tienen su origen en el seno familiar y los protagonistas son el entorno: padrastros, hermanos mayores, primos o la gente que vive en la misma casa, esas diferentes formas, factores y condiciones de las víctimas conllevan a que como autoridades hagamos un análisis para atacar en el tema de la prevención”.

LUCHA FRONTAL CONTRA LA VIOLENCIA

Alarcón aseguró que este año ha sido declarado por la presidenta constitucional Jeanine Áñez como el de la lucha contra la violencia y el infanticidio, y en ese aspecto la dirección nacional de la FELCV emprende tareas con el objetivo de disminuir el índice de violencia de género, en el que los datos internacionales muestran a Bolivia en el primer sitial.

En ese entendido, dijo que están poniendo un mayor emprendimiento en los casos, trabajando de manera continua para fortalecer los procedimientos y acciones no solamente de medios y equipamiento, sino en recursos humanos para así realizar un trabajo técnico y profesional con mayor precisión.

“La pretensión que tenemos es conformar un equipo multidisciplinario para atacar esos factores que inciden en las causas que generan la violencia a nivel nacional, pero por el momento estamos tropezando con una pandemia en la que se deben tomar los recaudos correspondientes para continuar con los planes y evitar más feminicidios”, afirmó Alarcón.

Apuntó que este equipo especializado les llevará a precisar con exactitud cuáles son los factores principales como el nivel cultural, social, económico, incluso psicológico del comportamiento de las personas que han sido protagonistas de violencia y de las víctimas para llevar adelante la prevención.

La autoridad policial recordó que la Ley 348, que garantiza a las mujeres una vida libre de violencia, les otorga como misión tres tareas: la prevención, atención y auxilio de la víctima, el tratamiento, que es la investigación para establecer responsabilidades, e identificar a víctimas y a autores.

Sostuvo que están coordinando acciones con Carolina Ribera Áñez, representante presidencial en la Unidad de Apoyo y Gestión Social, para disminuir los casos de violencia en el país, para lo cual recibieron 15 computadoras portátiles para recibir, vía internet, las denuncias sobre violencia de género en el país.

LAZOS FAMILIARES Y DE AMISTAD

Alarcón sostuvo que, si bien estamos pasando por un tema de afectación en el ámbito de salud, se deberá aprovechar el tiempo para fortalecer los lazos familiares, de pareja, de hijos, inclusive el lado espiritual, porque muchas situaciones de violencia se dan precisamente por la falta de comunicación.

“En esta situación en la que nos encontramos por el coronavirus es que debemos aprovechar para limar actitudes entre parejas, esposos, familias, hijos y personas adultas mayores para así fomentar un ámbito de afecto entre las familias y de la sociedad. Esa es nuestra recomendamos como FELCV”, finalizó Alarcón.