Una marcha de mujeres bolivianas que piden una sociedad libre de violencia. (Foto: vaticannews)

Redacción Central /

Datos oficiales de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida y la Integridad Personal establecen que entre el 1 de enero y el 16 de noviembre se registraron 98 feminicidios en el territorio nacional, 37 de ellos en el departamento de La Paz.

La gestión 2020 cerró con 113 feminicidios, en 2019 hubo 117 y un año antes fueron 130. Estos datos, según el Observatorio de la Mujer, demuestran que Bolivia es uno de los países más inseguros de la región para las mujeres, por ello urgen políticas para reducir estas cifras negras y protegerlas.

RESOLUCIÓN DE CASOS

Pese a que se trata de cifras alarmantes, porque casi cada tres días se comete un crimen contra mujeres, en promedio la Policía resuelve el 89% de los casos.

“Es lamentable lo que vivimos en el país desde gestiones anteriores y es el reflejo de una sociedad muy machista y patriarcal, por ello necesitamos cambiar esa conducta y fortalecer principios básicos en beneficio de mujeres y niños”, enfatizó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

A pesar de las limitaciones en cuanto a recursos y personal, los investigadores policiales resuelven la mayoría de los casos y detienen a los autores de los crímenes para que sean sancionados por el Órgano Judicial.

“Ya no queremos levantar cadáveres de mujeres, sancionar y llevar a la cárcel a los feminicidas, sino que queremos diseñar políticas que permitan evitar más feminicidios en el país”, agregó Del Castillo.

Solamente la pasada semana hubo cinco feminicidios, cuatro de ellos en el departamento de La Paz, lo que refleja que es la región más insegura para las mujeres porque los casos ya suman 23.

LA LEY 348 Y LOS PROCESOS

Desde la promulgación de la Ley 348 Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia (2013) fueron procesados 784 casos de feminicidio en el país, pero sólo 228 tienen sentencia, mientras que el resto aún se encuentra en proceso.

Ante este evidente retraso, la Comisión Especial Mixta de Investigación sobre la Retardación en la Atención y Resolución de Casos de Feminicidio de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) anunció un seguimiento pormenorizado para conocer a qué se debe esta situación. 

Esta retardación es de mucha preocupación para la sociedad, pero sobre todo para los familiares de las víctimas porque, a pesar de sus reclamos, no hallan justicia por las muertes de sus madres, hermanas, hijas, primas, entre otras.

100 denuncias diarias registró en promedio en ocho meses la Fiscalía Especializada en Delitos en Razón de Género y Juvenil.

Los familiares aseguran que las chicanas jurídicas de los abogados defensores son el principal elemento por el que los feminicidas no son sancionados y “en poco tiempo obtienen su libertad”, por ello piden a los operadores de justicia mayor celeridad e imparcialidad al emitir un fallo.

Diversas instancias se comprometieron a identificar la mora judicial o posibles actos de corrupción para sancionar penal o administrativamente a los funcionarios que incurrieron en estas conductas.

Los familiares de las víctimas de feminicidio aseguran que los abogados de los autores de esos crímenes hacen uso de todas las chicanas jurídicas para dilatar el proceso con el fin de que prescriba.

Inasistencia a las audiencias, incumplimiento de las notificaciones, supuestos problemas de salud, impugnaciones a jueces, testigos falsos, entre otros, son las artimañas que usan los juristas para beneficiar a sus clientes, sin importarles las evidencias en su contra.

En atención a los reclamos, el Gobierno trabaja en la modificación de la Ley 348 y para ello diversos sectores de la sociedad han planteado una serie de sugerencias que son tomadas en cuenta para elaborar una nueva propuesta que posibilitará la reducción de los casos en el país.

MÁS DE 100 DENUNCIAS DE VIOLENCIA POR DÍA

Sólo en los primeros ocho meses del año, la Fiscalía Especializada en Delitos en Razón de Género y Juvenil registró 26.696 casos de violencia inmersos en la Ley 348, lo que refleja que por día 121 mujeres son agredidas en el país.

Al igual que los feminicidios, la mayoría de los casos ocurre en el eje y son agresiones físicas, psicológicas, abuso sexual, económico y violaciones.

En cumplimiento al Plan Operativo Anual y el Proyecto Vida sin Violencia Fase II ejecutado por Solidar Suiza, la Dirección de la Fiscalía Especializada en Delitos en Razón de Género y Juvenil desarrolla la campaña comunicacional con el objetivo de “hacer visible y dar a conocer los resultados de los cambios estructurales que viene desarrollando el Ministerio Público de Bolivia, acciones dirigidas a fortalecer la persecución penal estratégica, a través del fortalecimiento de las capacidades investigativas y de litigio de los Fiscales de Materia”.

También se elaboró el procedimiento en casos de violencia previstos en la Ley 348, que contiene una serie de directrices de investigación y medidas protectivas para contrarrestar la situación de una mujer que vive en un ambiente violento y que éste es generado por su pareja o cónyuge dentro del núcleo familiar. 

LA OTRA PANDEMIA

Durante el período de pandemia (2020) y la implementación de medidas de prevención para evitar la propagación del Covid, en Bolivia se han registraron 15.936 denuncias de violencia familiar o doméstica y se produjeron 41 feminicidios.

Durante los días de confinamiento obligatorio, las mujeres y sus hijos estuvieron a merced de sus agresores (esposos, concubinos, padrastros) y no pudieron salir para hacer las denuncias correspondientes.

113 feminicidios se registraron durante 2020. Este año, los crímenes de este delito llegan a los 98 casos por ahora. (Foto: Revista Muy Interesante)

SÓLO 402 INVESTIGADORES

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) es la principal entidad que recibe las denuncias y ayuda a las víctimas, pero las limitaciones impiden brindar una atención adecuada.

En esta gestión, la Defensoría del Pueblo evidenció que hay 402 investigadores policiales dependientes de esta fuerza, alrededor de seis por oficina, que atienden un promedio en de 344 casos por día.

Su trabajo es limitado porque sólo existen 240 computadoras disponibles para todo el personal, estableciéndose que apenas un 60% cuenta con esta indispensable herramienta de trabajo.

Las deficiencias en cuanto a equipamiento y comunicación afectan la atención a las víctimas.

Actividades de la ONU

De acuerdo a la ONU, casi una de cada tres mujeres ha sufrido abusos a lo largo de su vida. En tiempos de crisis las cifras aumentan, como se vio durante la pandemia de Covid-19 y las recientes crisis humanitarias, conflictos y desastres climáticos. Un nuevo informe de ONU Mujeres, basado en datos de 13 países desde la pandemia, recoge que dos de cada tres mujeres padecieron alguna forma de violencia o conocían a alguna mujer que la sufría.

16 días de activismo lleva adelante las Naciones Unidas para concientizar a la población sobre este mal.

Por desgracia, sólo una de cada 10 dijo que recurriría a la Policía en busca de ayuda. A su vez, se llegó a la conclusión de que estas mujeres tienen más probabilidades de enfrentarse a situaciones de pobreza y escasez de alimentos.

Con el fin de sensibilizar sobre esta relevante lacra, este año la ONU promueve el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con el lema ‘Pinta el mundo de naranja: ¡Pongamos fin a la violencia contra las mujeres YA!’, campaña que plantea 16 días de activismo (25 nov. – 10 dic.) que concluyen coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

En el ámbito de la concienciación, la Asamblea General adopta en 2000 la resolución que designaba el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invita a gobiernos, organizaciones internacionales y ONG a tomar manos en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha que eleven la conciencia pública.

linkedin