El presidente de Argentina, Alberto Fernández. (Foto: Archivo)

Buenos Aires / Telesur

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, declaró ante medios locales que la recuperación económica del país luego de la pandemia del Covid-19 debe ser de las más rápidas del mundo.

“Todas las economías del planeta cayeron. Todas, absolutamente todas. Y la recuperación tiene ritmos desiguales. En algunos lugares es muy rápida. Nuestra recuperación económica, por ejemplo, debe ser de las más rápidas del mundo”, precisó aunque reconoció que esa restauración no ha llegado a todos y hay gente que todavía no siente esa mejora.

El mandatario defendió privilegiar lo productivo ante lo financiero, alegando que “en gran parte, semejante desigualdad nace el día que el capitalismo le prestó más atención al gerente financiero que al de producción”.

El presidente reconoció la poca percepción de lo que podría implicar la pandemia de la Covid-19 en la vida de las mujeres argentinas, las cuales debido al sistema patriarcal son las que tienen mayor carga laboral en el hogar.

“Las mujeres madres que tuvieron que afrontar cargas enormes, repartiéndose entre el trabajo y sus hijos, que además no podían asistir a los colegios. El trabajo y esfuerzo que hicieron fue inmenso. Y siento que, tal vez, no lo advertimos. Esa es la palabra exacta”, sostuvo Fernández.

De igual manera el mandatario argentino apostó por el presente, y afirmó que con la disminución de los contagios por el Sar Cov-2 y la recuperación económica, “han renacido las ganas, la confianza y la esperanza en un presente y un futuro mejor”.

“La pandemia hizo que los países desarrollados le presten mayor atención a los países pobres, básicamente concentrados en África y en Asia, con un propósito claro: ayudarlos para evitar las oleadas migratorias hacia Europa y a Estados Unidos”, acotó el jefe de Estado. 

Declaró también que Argentina es de los países de renta media que “contenemos el 60 por ciento de la pobreza del mundo”. En relación a este punto elogió al Fondo Monetario Internacional, pese a la dependencia que este organismo le ha propiciado a los países de América latina y el Caribe, incluida Argentina.

Paralelamente a esto el titular del Ejecutivo subrayó que “otro tema es el de las sobretasas. El Fondo, que es un prestamista de última instancia, está cobrando actualmente tres veces la tasa que paga el mercado”, precisó el dignatario el cual propuso también hacer una revisión sobre este punto.

Corroboró el presidente que el escenario mundial está caracterizado por una bipolaridad encabezada por las dos naciones superpotencias: Estados Unidos y China.

“Tengo la impresión que el mundo está en el debate de una nueva bipolaridad. Y que América Latina puede ser un contrapeso en ese escenario, que impida la bipolaridad. Nosotros nunca creímos en las bipolaridades, las padecimos”, reflexionó el mandatario.