Fernando López, ministro de defensa. Foto: ABI

Bolivia Digital

El ministro Fernando López señaló que por el momento asumirá de manera interina el despacho de Salud, sin dejar la titularidad de Defensa, hasta que su similar Eidy Roca se reincorpore a sus funciones, después de cumplir con los protocolos establecidos para su recuperación del coronavirus (COVID-19).

“Esta situación nos obliga a estar a cargo de dos carteras. Una de ellas que es la punta de lanza de la salud, pero lo estamos tomando con mucho cariño. Sabemos que es difícil, pero no imposible”, señaló López.

La autoridad manifestó que se seguirá con los rastrillajes y pidió a los ciudadanos respetar con las medidas de distanciamiento social como el lavado de manos y el uso de barbijos.

“Hoy más que nunca Bolivia necesita estar más unida y en paz. Necesitamos una Bolivia en orden y disciplinada. Solo la disciplina va a permitir que pasemos esta difícil etapa, no nos va a vencer si logramos un poquito de disciplina, de amor por el prójimo, no nos va a vencer”, expresó.

Recomendó a la población boliviana a tomar en cuenta las medidas de bioseguridad y hacer caso a las autoridades si estas determinan el encapsulamiento.

Al ser consultado sobre el estado de salud de la presidenta Jeanine Áñez, López indicó que está bien, asintomática y con mucha fuerza. “Ella es una mujer de fe, conversamos y tiene mucho optimismo», indicó.

Hoy, la presidenta Jeanine Áñez también confirmó que dio positivo a COVID-19 y que se encuentra aislada. López señaló que la mandataria seguirá trabajando de manera virtual.

Hace cuatro días, la ministra de Salud, Eidy Roca, confirmó que dio positivo a coronavirus y que su salud permanece estable.