El secretario general del Sirmes de La Paz, Fernando Romero.

Bolivia Digital

El secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) de La Paz, Fernando Romero, solicitó al ministro de Salud, Aníbal Cruz, una reunión de emergencia con el sector para tratar la carencia de insumos necesarios para atender casos de coronavirus en algunos centros de salud.

El galeno habló con la Red Uno y se refirió a algunos aspectos riesgosos a los que se expone el sector, y añadió que el contagio de un médico significará poner en riesgo a su familia y por tanto multiplicar los casos.

“Estaremos presentes en todas las emergencias, pero no dejaremos que nos expongan sin los cuidados necesarios para atender estos casos que son tan delicados y llevan a muchos a la muerte”, dijo.

“Los médicos no tienen equipos de bioseguridad y arriesgan su vida, estamos jugando a la ruleta rusa, tenemos que contar con nuestros equipos de bioseguridad para estar tranquilos ante un brote casi nivel 4 en Bolivia”, sostuvo.

Agregó que muchos médicos se ponen bolsas en los pies amarradas con una pita para protegerse y hasta ponchillos de lluvia. “Ese tipo de necesidades se ve todos los días y corremos el riesgo de contagiarnos.

No tenemos más remedio que seguir trabajando, pero no nos arriesgaremos, no hay equipamiento, este es un pedido que hacemos desde enero”, manifestó.