Bolivia Digital

Ferroviaria Andina dotó a más de 300 trabajadores suyos de seguro de salud y vida contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19), convirtiéndose así en la primera empresa de transporte en asumir esa medida.

“En esta época de incertidumbre y de temor, hemos invertido en un seguro personal contra cualquier implicación del COVID-19”, informó la gerente general de Ferroviaria Andina, Cynthia Aramayo, señala un comunicado de prensa de la compañía.

De los 344 trabajadores con los que cuenta la compañía de logística integral, 308 fueron asegurados, mientras que el restante no lo fue debido a que se trata de personas mayores de 60 años con restricciones impuestas por las políticas de las compañías aseguradoras.

Los operativos que aseguró Ferroviaria Andina contarán con asistencia solo para COVID-19 de hasta 150 dólares diarios por 15 días; la cobertura de fallecimiento por cualquier motivo cubre hasta 9.000 dólares e incluye gastos de sepelio por 1.500 dólares. La vigencia del seguro se extenderá por un año con opción a renovación.

Los esfuerzos de la compañía férrea para mantener el servicio de transporte de carga en este tiempo de pandemia demandaron cambios y adecuaciones para cumplir con la normativa de bioseguridad. Para su cabal ejecución se otorgaron capacitaciones semanales sobre el cumplimiento de protocolos de salud a los colaboradores.

“Ferroviaria Andina transporta el desarrollo de Bolivia, la mayor parte del mineral y carga de alimentos va en nuestros vagones; para lograrlo se requiere de políticas de responsabilidad para con los colaboradores y esta es una muestra de ello”, aseveró la ejecutiva.

Desde la nueva administración que inició en 2016, Ferroviaria Andina invirtió casi 40 millones de dólares, destinados a la compra de nuevas locomotoras y mejoramiento de las existentes, así como trabajos de restauración en la vía férrea en infraestructura y mejora de vagones, entre otras.