La conferencia de prensa del ministro Édgar Montaño junto a los transportistas y Ferroviaria Andina. (Foto: Obras Públicas)

• Redacción Central

La empresa Ferroviaria Andina se comprometió a suspender las pruebas piloto en el tren Arica-La Paz, en el marco del acuerdo de seis puntos alcanzado ayer entre el Gobierno y el transporte pesado, sector que había iniciado el bloqueo de vías en protesta contra las operaciones por este tramo vial.

El anunció lo emitió el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, junto a las directivas del Transporte Pesado de Oruro, Sucre, La Paz, Santa Cruz, Ferroviaria Andina, Federación Nacional de Cooperativas y Transporte Sindicalizado de Cochabamba, luego de una reunión.

La autoridad explicó que el primer punto del acuerdo señala que los representantes de la empresa Ferroviaria Andina SA informaron y ratificaron que las actividades que desarrollaron en la ferrovía Arica-La Paz corresponden únicamente a una prueba piloto y no así a una reactivación de operaciones de forma permanente.

“Punto dos: la empresa Ferroviaria Andina SA, con la finalidad de buscar soluciones equilibradas de forma libre y voluntaria, se compromete a suspender las actividades de la prueba piloto en el tramo Arica-La Paz”, apuntó.

El punto tres del convenio indica que en caso de que Ferroviaria Andina proponga la ejecución de operaciones permanentes en la ferrovía mencionada, ésta deberá someterse a las normativas vigentes y la socialización con los transportistas para evitar conflictos sociales.

El punto cuatro menciona que las entidades estatales involucradas conformarán mesas de trabajo para revisar los problemas del transporte en busca de soluciones equilibradas.

El punto quinto indica que todas las instituciones apoyarán las gestiones y estrategias del Estado en defensa de los intereses del país, referidas al Tratado de 1904.

Además, el punto seis establece que todas las partes se comprometen a buscar soluciones a los problemas mediante el diálogo y evitar perjuicios al país.

Montaño apuntó a que con este acuerdo los transportistas deberían dejar expeditas las carreteras.