Militares y policías en el campamento Tata Santiago. (Foto: Ministerio de Defensa)

Roberto Medina / Bolivia Digital

El comandante departamental de la Policía de Oruro, coronel José Miguel Cárdenas, informó que el sábado fueron detenidos 11 ciudadanos bolivianos por haber ingresado de manera ilegal al país desde Chile y que por ello deberán cumplir una cuarentena de 14 días como medida de prevención para evitar la posible propagación del COVID-19.

La captura de los connacionales sucedió en la línea divisoria entre Bolivia y Chile, en sectores no autorizados, cuando las Fuerzas Armadas realizaban sus tareas de patrullaje.

Luego de la captura, los efectivos militares los trasladaron hasta la ciudad de Oruro y una vez que se realizó la revisión sanitaria, se dispuso su cuarentena en los ambientes del campo ferial.

De igual manera, señaló que los 480 bolivianos que se encuentran en el campamento Tata Santiago cumpliendo la cuarentena, se encuentran en buenas condiciones.